El Reino Unido se unió a la coalición

El parlamento británico aprobó ayer la participación del Reino Unido la coalición internacional encabezada por Estados Unidos en la lucha contra la organización Estado Islámico (EI) en Irak, aunque el primer ministro David Cameron dejó la puerta abierta a debatir la ampliación de su presencia a Siria.
El Parlamento apoyó por 524 votos a favor y 43 en contra la participación del Reino Unido en la acción contra el EI en Irak, luego de siete horas de sesión celebrada tras la cuarta noche de ataques aéreos contra posiciones de los yihadistas.
En su discurso en la Cámara, el primer ministro, David Cameron, argumentó a favor de una futura expansión a Siria de la presencia británica.
Cameron afirmó también que estaba en el interés del Reino Unido sumarse a los bombardeos en Irak contra el IS, porque era esencial derrotar “la ideología venenosa del extremismo islámico”, pero subrayó además que las tropas que combatirán sobre el terreno al Estado Islámico no serán británicas, sino soldados kurdos o el propio Ejército iraquí.
El Reino Unido mantiene en Chipre desde hace semanas aviones de combate que hasta ayer colaboraron en misiones de información estadounidenses.
Aunque algunos legisladores se mostraron preocupados por el potencial compromiso futuro en Siria y las consecuencias que podría tener la participación en los bombardeos, las conducciones de conservadores, liberal demócratas y laboristas coincidieron en apoyar los ataques. (Télam)