Elecciones, en 2015

La junta militar que tomó el poder en Tailandia hace una semana defendió ayer el golpe de Estado y dijo que convocará a elecciones en 2015, en medio de la crisis que arrastra el país asiático desde hace mas de seis años con una clase dirigente envuelta en escándalos de corrupción.
En un mensaje televisado a la nación, el general Prayuth Chon-ocha, que lidera la junta militar desde el golpe del 22 de mayo pasado, defendió la medidas adoptadas desde que asumió el poder, como la censura, las detenciones, la prohibición de protestas callejeras y el toque de queda.
Prayuth anunció que para octubre próximo habrá un gobierno interino y que la celebración de los comicios dependerá de cómo progrese su plan para reconciliar a los tailandeses y sacar el país de la crisis política en la que está sumido.
Además, el militar golpista pidió paciencia a la comunidad internacional mientras la junta reforma el sistema político y convoca elecciones.
Más temprano, cientos de soldados y policías tailandeses volvieron a tomar el Monumento de la Victoria en Bangkok.
Los militares y agentes, pertrechados con material antidisturbios, bloquearon la entrada al monumento, que desde el pasado domingo se convirtió en el lugar de reunión de los cientos de tailandeses que se atrevían a desafiar la ley marcial.
Prayuth defendió la medidas represivas que adoptó, aduciendo que eran necesarias para separar a los implicados directa o indirectamente en la crisis y cortar el círculo de violencia. (Télam)