Erdogan acusó a Merkel de usar métodos nazis

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan acusó ayer a la canciller alemana Angela Merkel de “apoyar a terroristas”, en referencia al periodista detenido en Ankara y de utilizar “métodos nazis” por cancelar actos políticos de sus partidarios en Alemania.
Las principales críticas dirigidas a Merkel se deben a que en Alemania se cancelaron varios actos de políticos turcos que hacen campaña por el “Sí” de cara al referéndum del próximo 16 de abril en que el Erdogan pretende crear un régimen presidencialista con más poderes para el jefe de Estado y con un Parlamento limitado.
Erdogan no tiene asegurado el apoyo mayoritario en la consulta y fuera de Turquía viven 2,9 millones de turcos con derecho a voto, casi la mitad de ellos en Alemania.
La tensión se vio reforzada ayer cuando, en un acto en Estambul, Erdogan volvió a comparar a los europeos con los nazis.
“Cuando se dice nazi se ponen nerviosos. Empiezan a defenderse entre ellos de inmediato. Sobre todo Merkel. Tú también actúas ahora como los nazis”, arremetió el mandatario turco, en declaraciones tomadas por el diario turco Hurriyet.
“Ahora, Europa no deja hablar a nuestros ministros, a nuestros diputados, y sí deja hablar al PKK y a la FETO”, lamentó Erdogan, en referencia al proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) y la cofradía del predicador Fethullah Gülen, a la que Ankara acusa de haber instigado el fallido golpe de Estado de julio pasado.
“Estás utilizando métodos nazis”, dijo Erdogan en Estambul dirigiéndose directamente a la canciller. “¿Con quién? Con mis hermanos turcos en Alemania, con mis hermanos ministros, con mis hermanos diputados que viajan allí”, señaló y agregó: “Las cámaras de gas y los campos de concentración podrían volver a ser una realidad Europa. Sólo que no se atreven”, sin precisar a quién se refería.
“Después de años de dar armas y cariño a las organizaciones terroristas, ahora han salido a la calle. Se acabó el baile de máscaras”, agregó, en aparente referencia a la manifestación kurda, que ayer congregó en Frankfurt a más de 30.000 personas y en la que se exhibieron banderas del PKK, un grupo también considerado terrorista por los alemanes.
La relación entre ambos países se vio doblemente afectada por el caso del periodista turco-alemán del diario Die Welt, Deniz Yucel, preso hace un mes en Turquía, al que hoy Erdogan acusó de ser “agente y terrorista”. (Télam)