Erdogan criticó a Occidente

Un desafiante presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, criticó ayer la “mentalidad de cruzada” de Occidente y defendió el referéndum que reforzó sus poderes, luego de que observadores denunciaran irregularidades y que líderes europeos lo urgieran a reconciliar su país y repensar sus planes de instaurar la pena de muerte.
Luego de que sus simpatizantes festejaran en las calles hasta la madrugada haciendo sonar las bocinas de sus autos y flameando banderas, Erdogan dijo que Turquía “no mirará, escuchará ni reconocerá” las críticas de observadores internacionales que dijeron que la consulta no cumplió los estándares democráticos.
En la vereda de enfrente, decenas de miles de personas marcharon por al menos tres barrios de Estambul, algunos cantando “¡Erdogan ladrón!” y “esto es sólo el principio”, mientras que el principal partido de la oposición rechazó los resultados del referéndum.
A última hora de ayer, el gabinete decidió prorrogar por otros tres meses el estado de sitio, anunció el viceprimer ministro Numan Kurtulmus, en la tercera extensión de este tipo desde un fallido golpe de Estado ocurrido en julio pasado.
Autoridades electorales dijeron que, según resultados preliminares, el 51,4% de los votantes aprobó la reforma constitucional que convierte la forma de gobierno parlamentaria de Turquía en presidencialista. (Télam)