“Es un agente de los gringos”

NICOLAS MADURO NO DESCARTA ENCONTRARSE CON GUAIDO

Nicolás Maduro no descartó la posibilidad de reunirse con Juan Guaidó. Así lo hizo saber en conferencia de prensa. “Estoy comprometido con el diálogo nacional. Hoy mañana y siempre estaré comprometido y listo para ir donde haya que ir. Yo, personalmente, si tengo que ir a encontrarme con este muchacho, voy”, aseguró en referencia al titular de la Asamblea Nacional, que se autoproclamó “presidente encargado” hace 48 horas.
Casi al mismo tiempo, Guaidó aseguró que no se prestará para un “falso diálogo” con el gobierno constitucional de Maduro. Además desmintió que un día antes de su autoproclamación se hubiera reunido con Diosdado Cabello, la mano derecha de Maduro, algo que había revelado el líder bolivariano ante los periodistas.
“Ojalá más temprano que tarde la oposición venezolana se salga de la trampa en que la metieron, del extremismo en que la metieron y se abran caminos para un diálogo razonable, sincero, en favor de los intereses de la mayoría de los venezolanos”, subrayó Maduro.
Maduro aprovechó para fustigar a Guaidó, a quien definió como “un agente de los gringos” que responde a Donald Trump. Poco antes, Guaidó caracterizó a Maduro, quien ganó su reelección el 20 de mayo pasado con el 67 por ciento de los votos, como “usurpador”.
Su autoproclamación fue reconocida por Estados Unidos, Canadá y una decena de países de América latina, entre ellos la Argentina y Brasil, mientras Maduro cuenta con el apoyo de Rusia, Turquía y China, México y Uruguay. “Al presidente lo elige el voto soberano”, refirmó Maduro, al tiempo que denunció “un golpe de estado de la derecha venezolana”.
El mandatario bolivariano rechazó además la propuesta de España de convocar a nuevas elecciones. El presidente aseguró que “nos plantamos frente a España, ante su racismo y ante su discriminación”. Además, dijo que España “no tiene moral para poner un ultimátum”. Y agregó que “vamos a derrotar a esa clase política que desprecia a Venezuela”. Durante su comparencia frente a la prensa, Maduro dijo que el gobierno de Pedro Sánchez “repite el guión” de José María Aznar cuando se produjo el fallido golpe de Estado de abril de 2002 contra Hugo Chávez. En esa ocasión, el presidente conservador se había apresurado a reconocer al fugaz gobierno golpista de Pedro Carmona.
Horas antes, el canciller español, José Borrell, había propuesto elecciones “con todas las garantías” y en un plazo de tiempo “necesariamente corto”.

Guaidó.
Ante cientos de seguidores en la plaza central de Chacao (este de Caracas), Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora, rechazó negociar, al referirse a iniciativas planteadas por México y Uruguay.
“La represión, cuando no les da resultado, se convierte en falso diálogo (…) Debe tener muy claro el mundo y este régimen: pa falso diálogo aquí nadie se presta”, advirtió Guaidó.
El jefe legislativo, de 35 años, convocó a una “gran movilización” la próxima semana tras las multitudinarias marchas opositoras y oficialistas del miércoles. “Aquí hay gente en la calle para rato, hasta que logremos que cese la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres”, dijo Guaidó, al señalar que la fecha será precisada el domingo.

Intelectuales.
Por otra parte, un grupo de 70 intelectuales, historiadores y expertos en política latinoamericana reclamaron en duros términos al gobierno de Estados Unidos no interferir en la política interna venezolana y apoyar un diálogo entre el chavismo y el antichavismo.
“Al reconocer al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el nuevo presidente de Venezuela, algo ilegal bajo la Carta de la OEA, el Gobierno de Donald Trump ha acelerado la crisis política de Venezuela con la esperanza de dividir a los militares venezolanos y polarizar aún más a la población, obligándolos a elegir bandos”, denunció el grupo de intelectuales en una carta abierta.
Los firmantes, entre los que se cuentan el filósofo y activista Noam Chomsky y el relator independiente de la ONU Alfred de Zayas, aseguraron que el reconocimiento de Guaidó como gobernante legítimo de Venezuela en detrimento del presidente Nicolás Maduro generará “un sufrimiento humano innecesario, violencia e inestabilidad”. (Pagina12.com / Ambito.com / AFP)

Cortarían envio de divisas
El Gobierno de Estados Unidos está evaluando las posibilidades de cortar las fuentes de ingreso del gobierno venezolano de Nicolás Maduro para fortalecer al líder opositor Juan Guaidó, que se autoproclamó “presidente encargado”, sea el que reciba los ingresos petroleros del país. Así lo informó este jueves un alto funcionario cercano Donald Trump en Washington.
El anuncio, del que no hubo mayores detalles, mostró que la Casa Blanca está dispuesta a ir más allá de las medidas diplomáticas tradicionales para drenar los recursos de Maduro, que ya lucha con una recesión de cinco años y una hiperinflación de más de un millón por ciento anual.
“Nos estamos enfocando hoy en desconectar el régimen ilegítimo de Maduro de las fuentes de sus ingresos”, dijo John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
“Creemos que es coherente con nuestro reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino constitucional de Venezuela que esos ingresos deberían ir al gobierno legítimo. Es muy complicado”, explicó Bolton a periodistas en la Casa Blanca, aclarando que aún estaban estudiando cómo funcionaría.
Estados Unidos es uno de los principales compradores del petróleo venezolano, que genera más del 90 por ciento de los ingresos en divisas de Venezuela.
El Ministerio de Información de Venezuela no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el tema. Maduro rompió relaciones diplomáticas y políticas con Estados Unidos y el cierre de la embajada de Venezuela en ese país.