Escalada de ataques de las FARC

PRESIDENTE SANTOS APELA A AVANCES Y MINISTRO LLAMA "BURROS" A GUERRILLEROS

El diálogo de paz entre las FARC y el gobierno de Colombia atraviesa por un nuevo episodio que tensa los avances logrados en la mesa de negociación de La Habana por nuevos ataques de la guerrilla en varios puntos del país, que generaron declaraciones del presidente Juan Manuel Santos y críticas del saliente ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.
“Los jefes de las FARC tienen mentalidad de burros. No lo puedo definir de otra manera, porque no es posible que un país donde todo el mundo está hablando de paz, a estos señores de las FARC se les ocurre afectar a ese pueblo colombiano, al que se le está agotando la paciencia. Esta gente lo que está haciendo es desprestigiando los esfuerzos tan importantes de materia de paz que hasta ahora se han logrado”, dijo Pinzón.
Ayer el Ejército confirmó que guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ocasionaron otro derrame de petróleo en el sureño municipio de Puerto Asis, en Putumayo, ocasionando una nueva emergencia ambiental en la zona.
De acuerdo con fuentes militares, presuntos guerrilleros del frente 48 de las FARC inmovilizaron una caravana de ocho camiones y obligaron a sus conductores a derramar el crudo sobre la calle. “La paciencia del pueblo colombiano se está agotando. Las FARC son las únicas responsables de los ataques contra la población civil”, agregó el ministro en su cuenta de Twitter.

Atentados.
La ofensiva de las FARC se profundizó en estos días en el suroeste de Colombia con diferentes atentados contra la estructura petrolera pero también contra instalaciones policiales y militares.
El lunes pasado, guerrilleros de las FARC obligaron a los conductores de 19 camiones a derramar 200.000 galones de crudo en esa zona, lo que ocasionó una contaminación de 3,5 hectáreas de humedales, fuentes de agua y kilómetros de calles, según el gobierno.
Este ataque se suma a los realizados en la última semana contra torres eléctricas en el Pacífico colombiano, que dejaron sin luz al puerto de Buenaventura y al municipio de Tumaco, y a la explosión que el fin de semana afectó el suministro de agua en el municipio de Algeciras, Huila, también en el suroeste.

Respuesta.
Pero quizás los últimos ataques conocidos ayer a una estación y patrulla de Policía, una en el municipio Valle del Guamuéz, también en Putumayo, y otro contra una patrulla de la Policía en el departamento del Cauca que dejó como resultado tres agentes muertos, fue lo que provocó la respuesta del gobierno.
Esta ofensiva de la guerrilla recrudeció a partir del 22 de mayo, cuando las FARC suspendieron su alto el fuego unilateral e indefinido que mantenía desde diciembre.

Acnur.
El jefe de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), Antonio Guterres, dijo ayer que los recientes choques amenazan el proceso de paz entre gobierno y la guerrilla, en el que las víctimas de la violencia y la población “han puesto muchas esperanzas”.
“Los últimos incidentes pueden hacer descarrilar el largamente esperado proceso de paz, aumentando el riesgo para la población civil”, señaló Guterres en una declaración emitida en Ginebra.
Advirtió de que cualquier interrupción en las conversaciones de paz amenaza las posibilidades de llegar a un resultado positivo. “Aliento a ambas partes a avanzar en estas negociaciones y espero que las conversaciones que tienen lugar en La Habana desde 2012 resulten pronto en un acuerdo de paz”, comentó.

Unidades especiales.
Tras la escalada, Pinzón, quién a partir del 22 de junio será reemplazado por Luis Carlos Villegas y ocupará el cargo de embajador en Estados Unidos, anunció el traslado de unidades especiales a los departamentos de Putumayo, Caquetá y Nariño para frenar a los guerrilleros.
Mientras que desde Europa, Santos escribió en su cuenta de Twitter: “Señores de las FARC y el ELN Atentados terroristas contra infraestuctura, medio ambiente y civiles no son el camino para alcanzar la paz”.
“Hemos dicho a las FARC que la paciencia del pueblo colombiano no es infinita, el proceso necesita avanzar mucho más rápido, necesitamos llegar a acuerdos lo más rápido posible porque el tiempo se ha convertido en un factor determinante, y tenemos que avanzar con mucha más rapidez”, recalcó también durante la rueda de prensa posterior a la cumbre de líderes de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en la que participó.
En tanto, ante la ofensiva desplegada por las FARC, organizaciones sociales y políticas de la izquierda colombiana que integran el Frente Amplio por la Paz reiteraron la necesidad de un cese el fuego bilateral entre las Fuerzas Armadas y esa guerrilla. (Télam)