España volverá a votar

El rey Felipe VI firmó ayer el decreto que convoca a nuevas elecciones para el 26 de junio en España, poniendo fin al Parlamento más corto de la historia de la democracia española por la incapacidad de los principales partidos políticos del país de acordar un gobierno en los cuatro meses que transcurrieron desde los comicios de diciembre.
“Esta vez no ha podido ser, espero que todos hayamos aprendido la lección y que el próximo Parlamento pueda llegar a un acuerdo lo antes posible”, aseguró en conferencia de prensa el presidente de la Cámara Baja, el socialista Patxi López.
López acudió ayer al Palacio de la Zarzuela para cumplir con el protocolo y entregarle al monarca el real decreto de disolución de las Cortes Generales – Congreso de los Diputados y Senado- y la convocatoria electoral para su rúbrica y posterior publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), lo que puso a España otra vez de cara a las urnas.
Los comicios del pasado 20 de diciembre supusieron un punto de inflexión al poner fin a la hegemonía bipartidista de conservadores y socialdemócratas, con la entrada al Parlamento español de dos nuevas fuerzas políticas de izquierda y derecha, Podemos y Ciudadanos, lo que dio lugar a una mayor fragmentación que obligaba a pactar por la falta de mayorías claras.
Pero los partidos españoles fracasaron en su intento de formar gobierno tras cuatro meses de negociaciones lideradas por el socialista Pedro Sánchez, quien aceptó el encargo del rey luego de que el conservador Mariano Rajoy diera un paso al costado por falta de apoyos pese a haber
sido la primera minoría.
Los sondeos coinciden en que los resultados de las elecciones del 26 de junio arrojarán un escenario similar, con lo que sólo un cambio en las posiciones inflexibles de los partidos permitirá acabar con el bloqueo y la incertidumbre política en la que se encuentra España. (Télam)