Estados Unidos se une contra Trump

ESTUDIANTES Y PROFESORES SALIERON A LAS CALLES

La imagen de multitudes protestando contra la elección de un presidente no es algo usual en Estados Unidos; sin embargo, desde el triunfo de Donald Trump, miles de personas han marchado una y otra vez en las principales ciudades y universidades del país con una única consigna: “Este no es mi presidente”.
Estudiantes y profesores de unas 80 universidades de Estados Unidos convocaron ayer a una protesta nacional bajo el nombre de “Campus Santuario”, en la que rechazarán y se rebelarán contra el anuncio de Trump de expulsar de inmediato a 2 o 3 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en el país.
“Los jóvenes, quienes son los que han salido a las calles o están sufriendo esta situación, en su abrumadora mayoría votantes del senador socialista Bernie Sanders, no se conforman ni están dispuestos a aceptar la realidad”, explicó Jorge Majfud, profesor de Literatura española y latinoamericana y Estudios Internacionales de la Universidad de Jacksonville, Florida.
“Los activistas han dicho varias veces que las protestas no son contra la legitimidad del proceso, sino contra la justicia del mismo y contra el candidato elegido (…) aunque perdió el voto popular, aunque recibió menos votos que su contrincante pero obtuvo los 270 electores necesarios de los estados, el sistema lo eligió presidente”, agregó el académico y reconocido escritor uruguayo de 47 años.
La victoria de Trump sacudió a gran parte de Estados Unidos y, especialmente, a las universidades.
Desde el lunes, miles de estudiantes y profesores firmaron peticiones ante sus universidades para que las autoridades tomen medidas concretas e inmediatas para evitar una eventual deportación de inmigrantes sin documentos en el campus una vez que Trump jure en el cargo, el próximo 20 de enero.
El objetivo es proteger a los llamados “dreamers” (soñadores), los jóvenes inmigrantes que llevan toda su vida en Estados Unidos, pero nunca pudieron legalizar su situación. El gobierno de Barack Obama intentó protegerlos y a través de un decreto paralizó cualquier proceso legal para deportarlos.

México.
Frente a la amenaza de que millones de indocumentados sean deportados de Estados Unidos, el gobierno de México anunció un conjunto de medidas y recomendaciones para que sus compatriotas en territorio norteamericano cuenten con “información y orientación oportuna para evitar que sean víctimas de abusos y fraudes”.
La canciller, Claudia Ruiz Massieu, dio a conocer en un comunicado de prensa las 11 medidas que constituyen el plan “Estamos Contigo”, luego de anunciar la cancelación de la conferencia de prensa en la que inicialmente iban a ser anunciadas, aparentemente para no tener que hacer explícitas las críticas a Trump.
La nota explicó que las acciones se pondrán en marcha a través de la embajada de México y sus 50 consulados en Estados Unidos, y que se aumentará el número de “consulados móviles o sobre ruedas”.
Entre otras disposiciones, se acelerarán los trámites para que los inmigrantes o sus hijos nacidos en Estados Unidos cuenten con su documento de identidad, pasaportes y actas de nacimiento mexicanas.
México activará también una línea directa que estará disponible las 24 horas para atender cualquier duda migratoria o recibir denuncias de “incidentes”.
También se fomentará entre la comunidad mexicana el uso de la aplicación gratuita para dispositivos móviles MiConsulmex, que contiene información relevante sobre actualidad migratoria, así como datos de contacto de los consulados y prestadores de servicios migratorios.
La cancillería señaló que se reforzará el diálogo con las autoridades estaduales y municipales, en el entendido que las políticas locales determinan, en buena medida, la vida diaria de los mexicanos en Estados Unidos y se estrechará la relación con organizaciones de derechos civiles.
De hecho, importantes ciudades rechazaron las políticas persecutorias contra los indocumentados: Los Angeles y San Francisco, en el estado de California; Chicago, en Illinois; Nueva York y Seattle, en Washington; Portland (Oregón); Providence (Rhode Island) y la propia capital de Washington DC.
Entre las medidas anunciadas por la cancillería mexicana también están la apertura de ventanillas de asesoría financiera, así como el fortalecimiento de la campaña de bancarización en toda la red consular. (Télam)

Compartir