Europa, con la mira puesta en Grecia

ARRANCO LA CUMBRE DE LA UE CON EL EJE EN EL ESCENARIO ECONOMICO DEL PAIS HELENO

La crisis de Grecia dominó ayer una cumbre informal que los líderes de la Unión Europea (UE) celebraron en Bruselas.
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, que asumió el mes pasado tras las elecciones en las que se impuso su partido de izquierda, Syriza, fue recibido por sus pares europeos con expresiones de buena voluntad para hallar un compromiso sobre la futura ayuda a Grecia, pero también con palabras de firmeza para recordarle sus compromisos, informó la agencia de noticias EFE.
Tsipras destacó que llegó a la sede del Consejo Europeo “muy confiado” en que los Veintiocho pueda encontrar “una solución viable para todos” en las negociaciones sobre la forma y el contenido de cualquier futura ayuda a Grecia, que le permita volver al crecimiento y la cohesión social.
“Tengo gran confianza en que juntos podemos encontrar una solución viable para todos, para salir de la austeridad, resolver la crisis humanitaria en la UE y para hacer que la Unión vuelva a la senda del crecimiento y la cohesión social”, dijo a su llegada.
Programa de rescate.
Las declaraciones del premier se produjeron horas después de que los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, reunidos en un consejo extraordinario, fracasaran en acercar posiciones con su colega griego, Yanis Varufakis, sobre una extensión del programa de rescate financiero que le otorgó la troika (FMI, CE y BCE).
En su primera cumbre europea, Tsipras fue uno de los últimos en llegar a la sala de reuniones de la cumbre, donde inicialmente intercambió algunas palabras con el presidente francés, Francois Hollande, antes de que se les sumara la canciller alemana, Angela Merkel, con quien el líder griego no se reunió aún.

Merkel.
A su llegada a Bruselas, la canciller de Alemania, motor de la eurozona, afirmó su disposición a llegar a un compromiso con Grecia, pero remarcó que la credibilidad de Europa también depende de que se cumplan las reglas y de que exista confianza entre los socios.
“Solo quisiera decir que Europa siempre está enfocada hacia el compromiso y ese también es el éxito de Europa. Los compromisos se forjan cuando las ventajas superan las desventajas y Alemania está dispuesta” a encontrar un punto de encuentro con Atenas, precisó.

Troika.
Antes de entrar al consejo, Tsipras se reunió con el presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, con quien acordó retomar desde hoy las conversaciones técnicas con la troika, integrada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo la portavoz del responsable del Eurogrupo, Simone Boitelle.
Grecia y la troika, cuya estructura y manejo fue rechazada por Tsipras en la campaña electoral que le llevó al gobierno heleno, “harán un análisis de los puntos en común entre el programa actual y los planes del Gobierno griego”, explicó Boitelle.
Su objetivo es “facilitar las discusiones en el Eurogrupo” que se celebrarán el próximo lunes y en el que Grecia, el resto de los socios del euro y la troika tratarán de lograr un acuerdo sobre el futuro de la asistencia financiera al pais mediterráneo.

Préstamos.
Horas después de iniciada la cumbre, el Banco Central Europeo (BCE) acordó aumentar en 5.000 millones de euros, hasta 65.000 millones de euros, la cantidad máxima que los bancos griegos pueden pedir como préstamos de urgencia al Banco de Grecia, informó el diario alemán Handelsblatt en su edición digital.
El BCE dejó de aceptar desde el miércoles la deuda soberana de Grecia como garantía en sus operaciones de refinanciación.
El aumento acordado ayer en una conferencia telefónica será suficiente para que los bancos griegos tengan suficiente liquidez hasta la próxima semana, agregó el periódico, citado por EFE.
Los bancos helenos pueden acceder a la liquidez a través del Banco de Grecia, mediante la provisión urgente de liquidez, que inicialmente estaba limitada a 10.000 millones de euros.
La semana pasada, la entidad europea amplió esa cantidad a 60.000 millones de euros y ayer a 65.000 millones de euros.
El BCE volverá a decidir el próximo 18 de febrero sobre la provisión urgente de liquidez para los bancos griegos. (Télam)