Evidencias de agua

ANALIZAN EL INTERIOR DE LA LUNA

Un grupo de científicos de la Universidad estadounidense de Brown aseguró que un nuevo análisis de datos obtenidos por satélite demuestran la existencia de agua atrapada en numerosos depósitos volcánicos distribuidos en la superficie de la Luna, según un estudio publicado ayer en la revista Nature Geoscience.
El informe, realizado por investigadores del Departamento de Ciencias Planetarias, de la Tierra y el Medio Ambiente de esa casa de altos estudios aseguraron que el agua contenida en esos antiguos depósitos apoya la idea de que el manto del satélite natural de la Tierra es sorprendentemente rico en agua.
Asimismo, según se desprende del artículo, se considera que el agua tendría forma de cristales formados por una explosión de magma procedente del interior profundo de la Luna.
Si bien durante años, los especialistas habían asumido que el interior de la Luna estaba vacío de agua, en 2008 un grupo de geólogos de la Universidad de Brown detectó señales de esa sustancia en algunos cristales volcánicos traídos a la Tierra por las misiones Apolo 15 y 17.
El director de la investigación, Ralph Milliken, señaló que los datos de la órbita permitieron examinar los grandes depósitos piroclásticos (materiales emitidos por algún tipo de explosión volcánica) de la Luna, según consignó un despacho de EFE.

Depósitos
De este modo se encontró evidencia de agua en “casi todos los depósitos piroclásticos observados y mapeados”, incluso de los que están cerca del lugar de aterrizaje de las misiones Apolo 15 y 17, donde se recogieron muestras de cristales.
“La distribución de estos depósitos ricos en agua es la clave”, dijo Miliken y aseguró que “están distribuidos en la superficie, lo que nos dice que el agua encontrada en las muestras de los Apolo no fue algo aislado.
Los piroclásticos lunares parecen ser universalmente ricos en agua, lo que sugiere que lo mismo pueda ocurrir en el manto”.
La idea de poder encontrar agua en el interior de la Luna plantea interrogantes interesantes sobre la formación del satélite, puesto que los científicos estiman que se creó por los restos dejados cuando un objeto del tamaño de Marte chocó contra la Tierra en las primeras etapas de la historia del Sistema Solar. (Télam)