Explosión dejó tres muertos

"NO EXCLUIMOS NINGUNA HIPOTESIS" ASEGURARON LAS AUTORIDADES

Una ciudadana española “ha fallecido (…) en el hospital”, tras verse alcanzada por la explosión, dijo una fuente del ministerio español de Asuntos Exteriores. La mujer, cuya identidad no fue comunicada, se encontraba haciendo turismo en la capital francesa con su marido, que no resultó herido y estaba siendo atendido por personal consular, precisó esta fuente. Un hombre de nacionalidad española, que se vio afectado por la ola expansiva, figura también entre los heridos, añadió.
La explosión, causada por una fuga de gas, se produjo hacia las 09.00 de la mañana, hora local, en una zona densamente poblada del centro de París y en la que hay numerosos hoteles. “Estábamos durmiendo cuando escuchamos un ruido, pensamos que era un terremoto”, contó una adolescente que vive en una calle cercana. “Bajamos y vimos un edificio en llamas”, añadió su hermano.

Bomberos.
La explosión se produjo cuando los bomberos, que fueron alertados por los vecinos por un fuerte olor a gas, se encontraban dentro del edificio. La fuerte detonación hizo estallar las ventanas de los edificios aledaños y la ola expansiva se sintió hasta 100 metros de distancia.
“Todas las ventanas de nuestro apartamento estallaron, todas las bisagras de las puertas que estaban abiertas saltaron, para salir de mi habitación tuve que caminar sobre la puerta, los niños estaban muy asustados, no podían salir de su habitación”, relató Claire Sallavuard, que vive en el edificio donde se produjo la explosión. La familia tuvo que ser evacuada del primer piso con una escalera de los bomberos.
Los dos bomberos fallecidos tenían 27 y 28 años. Otro bombero, que estuvo sepultado bajo los escombros, está en estado grave. Las autoridades mantenían un cordón de seguridad alrededor del área en la que un centenar de policías y 200 bomberos fueron desplegados.

Investigación.
La calle en la que se produjo la explosión estaba cubierta de escombros. Una panadería y un restaurante que estaban en la planta baja del edificio quedaron totalmente destruidos. En las calles cercanas, varios turistas, evacuaban los hoteles de esta zona céntrica de la capital francesa. Un hombre descalzo y con el pelo blanco por el polvo estaba siendo atendido por los servicios de emergencia. A unos metros del lugar de la detonación, una decena de personas heridas sobre todo en la cabeza, recibían atención médica. Varios heridos fueron evacuados por helicópteros que se posaron en la concurrida plaza de la Opera de París ante la mirada atónita de turistas y parisinos.
El primer ministro, Edouard Philippe, y el fiscal de París, Rémy Heitz, se dirigieron también a la zona, sobrevolada por un helicóptero. La policía pidió a los ciudadanos no acercarse al lugar para dejar trabajar en las mejores condiciones a los servicios de emergencia. La fiscalía de París abrió una investigación para identificar el origen exacto del siniestro. Todo apunta a un “accidente, pero en estos momentos no excluimos ninguna hipótesis”, declaró ante la prensa el fiscal Heitz. En París varios edificios están conectados al suministro de gas de la ciudad, pero las explosiones por fugas de gas son poco frecuentes. (AFP)