Extreman las medidas de seguridad

FRANCIA: ADVERTENCIA SOBRE NUEVOS ATAQUES TERRORISTAS

En un estado de “máxima” alerta por las “amenazas terroristas”, Francia informó ayer que vigila a “cerca de 15.000 personas” porque están en un proceso de radicalización islámica, y reforzó los controles para los presos por vínculos con el yihadismo, en medio de advertencias de nuevos atentados.
La escalada de seguridad y las precauciones extremas comenzaron su curva ascendente en los últimos días tras conocerse el hallazgo del auto lleno de garrafas de gas en el centro de París, cerca de la catedral Notre Dame. Pese a las alarmas que esto provocó, las garrafas no estaban conectadas a ningún detonador o cable pirotécnico.
Este hecho, por el cual ya fueron detenidas cuatro mujeres calificadas por las autoridades como “radicalizadas y fanatizadas”, sucumbió al país en un estado de amenaza, nunca antes vivido, según el gobierno, aunque en los últimos años vivió varios atentados, algunos de ellos los más sangrientos de la historia reciente.
El propio primer ministro francés, Manuel Valls, advirtió ayer que “la amenaza terrorista es máxima” y que los servicios secretos franceses tienen vigiladas a “cerca de 15.000 personas” porque están en un proceso de radicalización islámica.
“Todos los días se desbaratan atentados”, subrayó Valls en una entrevista de las cadenas de noticias locales Europe 1 e iTélé, en la que dijo que hay más de “700 franceses o residentes en Francia en grupos yihadistas” en Siria e Irak, de los cuales 275 son mujeres.
El funcionario agregó que “196 franceses o residentes en Francia han muerto en Siria o Irak” y mencionó que hay 1.350 personas encarceladas en Francia “por vínculos terroristas”. (Télam)

Compartir