General Motors interrumpe toda su producción

El fabricante multinacional de automóviles General Motors (GM) interrumpió temporalmente su producción de vehículos en Brasil a raíz del inicio de las anticipadas vacaciones colectivas que comenzaron ayer en dos fábricas, confirmó la compañía.
Los trabajadores de los complejos industriales de Gravataí (Río Grande do Sul) y Sao José dos Campos (Sao Paulo) comenzaron este lunes las vacaciones colectivas decretadas por la empresa y se unieron así a la fábrica de Sao Caetano do Sul (Sao Paulo), donde los empleados ya habían comenzado con la licencia días atrás.
General Motors informó en un comunicado que la medida pretende “ajustar el volumen de la producción a la actual demanda del mercado”, la cual se ha desplomado respecto al año anterior con el freno de la economía y el fin de los subsidios al sector por parte del Gobierno.

Ventas.
Las ventas, medidas por el número de matriculaciones, se redujeron un 18,2 % en los 5 primeros meses y un 24,15 % tan solo en mayo respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos de la Federación Nacional de Distribuidores de Vehículos Automotores (Fenabrave).
GM, dueña de la estadounidense Chevrolet, no precisó el número total de empleados que se han visto afectados por las vacaciones colectivas, pero según los cálculos ofrecidos por los sindicatos locales se trata de unos 20.000 trabajadores, si se tienen en cuenta además otras dos fábricas de motores y una de componentes.
Según la Fuerza Sindical, la segunda mayor central obrera de Brasil, solo en la fábrica de Gravataí, municipio de la región metropolitana de Porto Alegre (sur de Brasil), unas 9.000 personas se vieron afectadas.
Otras compañías ya han tomado medidas similares y según datos divulgados por la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos (Anfavea), la fuerte caída de las ventas de automóviles en Brasil ha obligado a los fabricantes a despedir numerosos empleados o concederles vacaciones colectivas y licencias para reducir su producción. (Télam)