Gobierno cubano anuncia cambios migratorios

PARA SU COMUNIDAD EN EL EXTERIOR

Cuba anunció ayer modificaciones a la normativa migratoria, que incluyen la eliminación de trabas para viajes de cubanos a la isla y facilidades para que isleños nacidos en el exterior obtengan la nacionalidad, a partir de enero de 2018.
El anuncio lo hizo el canciller, Bruno Rodríguez, durante una sorpresiva participación de una reunión en Washington para residentes cubanos en territorio estadounidense.
Entre las medidas anunciadas por el canciller cubano, se destaca la “eliminación de la Habilitación de Pasaporte” para que cubanos residentes en el extranjero puedan viajar a Cuba.
Según fuentes cubanas, existen en la actualidad alrededor de 800.000 personas con pasaporte cubano en el exterior, que hasta el 31 de diciembre precisarán de esa “habilitación” otorgada por un consulado para poder viajar a su país de origen.
Esa habilitación es un permanente trastorno para los cubanos residentes en el exterior que deseen viajar a su país, y representa una sobrecarga para los consulados de la isla, dijo una fuente cubana que solicitó el anonimato.
Según esa fuente, “muchos viajeros llegan a Cuba sin esa habilitación, no la tramitan a tiempo cuando renuevan sus pasaportes. La eliminación de ese sello es un alivio para muchos cubanos en el exterior”.

Nacionalidad.
Rodríguez también anunció la eliminación de la norma que exigía a hijos de cubanos nacidos en el exterior la residencia de por lo menos 90 días en la isla para obtener la ciudadanía.
Esta exigencia, conocida como “requisito de avecindamiento”, data de 1944 y quedará eliminada a partir del 1 de enero.
Asimismo, dijo en su discurso que con la nueva normativa el país autorizará el regreso al país de aquellas personas que emigraron ilegalmente.
Este permiso de retorno a ciudadanos cubanos que salieron ilegalmente del país, sin embargo, no se aplicará a quienes lo hayan hecho a través de la base naval estadounidense de Guantánamo, dijo Rodríguez, quien alegó cuestiones de “seguridad”.
El gobierno también autoriza la “entrada y salida de ciudadanos en embarcaciones de recreo”, habilitándose para ello dos puertos, aunque ese número será ampliado posteriormente.

Ovación.
Cada una de las cuatro medidas anunciadas fue recibida con una ovación en el auditorio de Washington donde se realizó la reunión de los residentes cubanos en Estados Unidos.
“El gobierno de Estados Unidos cierra, y Cuba abre” las puertas a un flujo migratorio regular entre los dos países, dijo Rodríguez.
El canciller apuntó que “los números muestran que los cubanos viajamos de manera creciente, y eso ha sido favorecido por la regulación migratoria que ha ocurrido en nuestro país”.
La última vez que el gobierno cubano había introducido modificaciones en la legislación migratoria fue en 2013. (AFP-NA)