Gobierno pidió consenso

DEBATE POR EL ACUERDO CON LAS FARC

El gobierno de Colombia reclamó ayer “con urgencia un consenso nacional ya para poder implementar el acuerdo” de paz con las FARC, en el comienzo del debate parlamentario destinado a refrendar el instrumento firmado la semana pasada por las autoridades del país y los líderes de la organización guerrillera.
“Necesitamos con urgencia un consenso nacional ya para poder implementar el acuerdo, un acuerdo regional y nacional entendiendo, que debemos respetar el Estado, la reincorporación de estas personas que dejarán las armas, el respeto por los nuevos partidos que van a surgir”, afirmó el alto comisionado para la Paz del gobierno, Sergio Jaramillo.
El funcionario sostuvo que “han sido muchos los muertos y las víctimas” y “es hora de refrendar e implementar estos acuerdos y pasar a la construcción de la paz”.
“Lograr un acuerdo con una guerrilla como las FARC después de 50 años de guerra es un acuerdo que realmente ataca los focos de violencia, las condiciones que han promovido la violencia, y eso nos garantiza un cierre, y es nada menos que un milagro”, subrayó Jaramillo durante el debate en el Senado.
El comisionado remarcó que “la paz no es algo que ocurre, es algo que se construye”, advirtió que “desde los escritorios de Bogotá no se construye” y añadió que en las negociaciones las partes llegaron “al límite de lo que es posible hacer en una negociación de paz”.
El diálogo en la capital cubana derivó en un primer acuerdo firmado por las partes a fines de septiembre pasado pero que fue rechazado por la mayoría de los votantes en el referendo del 2 de octubre.
Como consecuencia de la consulta, el gobierno y las FARC aceptaron modificar el contenido del pacto. Lo debatieron en una negociación de la que también participaron sectores que se habían opuesto al primer acuerdo y de allí surgió el segundo, suscripto el jueves pasado.
Parte de las nuevas condiciones es que el acuerdo actual no será sometido a referendo sino a
la aprobación del Congreso, donde el gobierno y sus aliados tienen amplia mayoría. (Télam)

Compartir