Grecia alcanzó un acuerdo con sus acreedores

Grecia llegó ayer a un acuerdo con los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, el Eurogrupo, para recibir un nuevo tramo de ayuda de 8.500 millones de euros de su rescate, y se encamina a acordar las líneas generales de una reestructuración de deuda el año próximo.
De esta manera, Atenas, el Fondo Monetario Internacional y los acreedores europeos del país heleno -Comisión Europea, Banco Central Europeo y Mecanismo Europeo de Estabilidad- abrieron la puerta de la segunda reestructuración del rescate, estancada desde hace cerca de ocho meses.
Esta suma le permitirá al país cumplir con el desembolso de 7.400 millones de euros que afronta en julio, una cantidad de la que 5.600 millones se destinarán a vencimientos de deuda y el resto para pagos atrasados.
Dado que el gobierno griego ya adoptó una serie de reformas económicas que se le exigían como condición para desbloquear un nuevo tramo de ayudas como parte de su crédito de rescate, el alivio de deuda era el tema central de la reunión de ayer de los 19 ministros de Finanzas de la eurozona en Luxemburgo.
En virtud del acuerdo 2015, que concedió a Grecia su tercer rescate financiero desde 2010, los acreedores europeos habían prometido al país no sólo dinero para poder pagar sueldos y evitar su bancarrota, sino también un alivio de deuda, siempre y cuando Atenas redujera su gasto público y reformara su economía.
El presidente del Eurogrupo, es decir la máxima autoridad de la eurozona, Jeroen Dijsselbloem, buscó rebajar las expectativas de que en el encuentro de pueda cifrarse el volumen total de alivio de deuda para Grecia.

“Al alcance de la mano”.
A su llegada a la reunión en Luxemburgo, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, aseguró que estaba “al alcance de la mano” conseguir un acuerdo entre las instituciones que participan en el rescate a Grecia.
“Un acuerdo hoy no solo está al alcance de la mano, sino que es necesario e indispensable”, subrayó Moscovici, citado por la agencia de noticias EFE.
“Hay que constatar que Grecia ha cumplido sus compromisos”, señaló Moscovici aseguró que, después de un esfuerzo reformista que “no ha sido fácil” para el país heleno, “es importante que los socios de Grecia adopten también sus responsabilidades”.
Para Grecia, el desembolso previsto supondrá poder hacer frente en julio a vencimientos de su deuda por casi 7.000 millones de euros. (Télam)