“Han intentado asesinarme”

FALLIDO ATENTADO CONTRA EL PRESIDENTE NICOLAS MADURO

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se dirigió ayer al país pocas horas después de haber sido víctima de un fallido atentado, asegurando que el responsable del ataque sería el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y grupos opositores que operan desde Estados Unidos.
“Han intentado asesinarme el día de hoy (por ayer), y todo apunta a la ultra derecha venezolana y a la ultra derecha colombiana, y el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado”, afirmó el mandatario durante una cadena nacional.
Además, informó que los autores materiales del ataque fueron detenidos y ya están siendo procesados, y que los “responsables intelectuales financistas” residen en Florida, Estados Unidos.Ante esto, exhortó al presidente de ese país, Donald Trump a que “esté dispuesto a combatir a los grupos terroristas que pretenden cometer magnicidio o atentados contra países pacíficos, como Venezuela”.
Respecto al atentado, el líder bolivariano señaló que “aquí en la tierra me protege el pueblo y la Fuerzas Armadas Bolivarianas, y por eso estoy de pie, vivo y victorioso, vivo para seguir la batalla y los combates que me toquen por siempre”.
“No han podido ni podrán conmigo, ni con nosotros. Continuaremos el rumbo de una Patria que quiere desarrollo, paz, prosperidad, tranquilidad y amor”, agregó el mandatario. Asimismo, indicó que ya se desplegó el equipo de investigación, de inteligencia, de orden policial y militar, en coordinación con el ministro del Interior, Nestor Reverol, para la captura de todos los involucrados en el hecho.

Tensión.
Durante la tarde del sábado, Nicolás Maduro, quien estaba junto a su esposa, Celia Flores, y parte de su gabinete en el 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana, se encontraba realizando su discurso cuando, según denunció el gobierno venezolano, un grupo de drones con cargas explosivas detonaron cerca de la tarima presidencial. El mandatario salió ileso, pero siete efectivos resultaron heridos pero fuera de gravedad.
Una parte del incidente se pudo observar por la televisora estatal VTV. De pie, Maduro estaba a punto de terminar su discurso cuando un ruido llamó su atención y elevó la mirada al cielo, al igual que su esposa, Cilia Flores, y el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López.
“Tapa, tapa, tapa hasta…”, se escuchó por parte de uno de los escoltas del presidente, quien respondió “vamos por la derecha”. “Arriba mi comandante”, le expresó un militar en medio de una enorme tensión. Antes de que el canal cortara la transmisión se vio a decenas de militares que rompían filas y corrían de forma desordenada.
Maduro presidía una ceremonia por el aniversario de la Guardia Nacional, y al momento del incidente hablaba sobre su decisión de regular la venta de gasolina, la más barata del mundo, en medio de la grave crisis socioeconómica que azota al país petrolero.
Acusación.
Minutos antes de que el mandatario se expresara al pueblo venezolano, el gobierno atribuyó el ataque a la “ultraderecha”, como suele referirse a la oposición. Estos hechos no “evidencian si no la desesperación que ya veníamos notando en algunos voceros de la ultraderecha venezolana”, aseveró el ministro de Comunicación en una conferencia de prensa, uno de los funcionarios de mayor confianza del mandatario socialista.
“No evidencian más que el odio (…) de aquellos que siendo derrotados en el terreno político, siendo derrotados en el terreno de la guerra económica (…) no cejan en recurrir a prácticas criminales, brutales, arteras”, añadió.
El presidente de la Asamblea Constituyente y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, también enfiló contra la oposición, profundamente divida.
“La derecha insiste en la violencia para tomar espacios que no pueden por los votos, nuestro hermano presidente Nicolás Maduro y el alto mando político y militar ilesos luego del atentado terrorista (…). No podrán con nosotros”, escribió Cabello en vía Twitter.

Reelección.
Maduro, un exconductor de autobús de 55 años, llegó al poder en 2013 tras la muerte de Hugo Chávez, quien gobernaba desde 1999.El mandatario, confrontado a un fuerte rechazo por una parte de la población del país a causa de la crisis económica, fue reelegido el pasado 20 de mayo en unos controvertidos comicios que la oposición decidió boicotear por considerarlos ilegítimos. Su reelección es desconocida por Estados Unidos, la Unión Europea y gran parte de la comunidad internacional. (AFP-Telesur.com)