Histórica tregua y cooperación militar

Estados Unidos y Rusia acordaron anoche en Ginebra un nuevo y ambicioso cese de las hostilidades en Siria, por una semana a partir del próximo lunes, que incluirá la supresión de los bombardeos aéreos, la mejora del acceso a la ayuda humanitaria y el seguimiento conjunto de los grupos islamistas radicales, así como el compromiso de impulsar el relanzamiento del estancado proceso de paz en el país árabe.
“Hoy junto a Lavrov, y en nombre de los presidentes de nuestros países, pedimos a todas las partes interesadas de Siria compromiso para apoyar el plan que alcanzaron Estados Unidos y Rusia (…) Para llevar este catastrófico conflicto a un final lo más rápido posible a través de un proceso político”, afirmó el Secretario de Estado estadounidense, John Kerry.
Por su parte, el canciller ruso Serguei Lavrov, dijo que a pesar de la desconfianza mutua, las dos partes desarrollaron cinco documentos que permitirán la coordinación de la lucha contra el extremismo y un renacimiento de la fallida tregua de agosto en Siria en una forma mejorada.
“Todo esto crea las condiciones necesarias para la reanudación del proceso político que se ha estancado durante mucho tiempo”, aseguró Lavrov en una conferencia de prensa.
La prolongada negociación dejo al descubierto la complejidad de un conflicto que incluye una mirada de grupos militantes, alianzas cambiantes y los intereses rivales de los Estados Unidos y Rusia, pero también de Arabia Saudita e Irán, como las de Turquía con los kurdos. (Télam)

Compartir