Hollande pidió apoyo a Merkel

FRANCIA BUSCA AYUDA PARA ENFRENTAR AL ESTADO ISLAMICO

El presidente francés, François Hollande, recibió el miércoles a la canciller alemana Angela Merkel, como parte de una ardua movilización para formar una coalición contra los yihadistas del Estado Islámico (EI).
Merkel prometió a Hollande actuar “rápidamente” en la lucha EI, que reivindicó los atentados del 13 de noviembre en París que dejaron 130 muertos.
“Cuando el presidente (francés) me invita a reflexionar sobre las responsabilidades suplementarias que podríamos asumir, para mí, se trata de una verdadera misión (…) Reaccionaremos rápidamente”, dijo Merkel en El Elíseo.
Hollande, por otra parte, llamó a no hacer la “amalgama” entre “refugiados” y “terroristas”, considerando que es “deber de Europa acogerlos (a los primeros)”. Señalando que es gente “que huye de los bombardeos del régimen sirio, de las matanzas de Dáesh (acrónimo árabe del EI)”.
Antes de una cena de trabajo, ambos mandatarios estuvieron en la emblemática plaza de la República para homenajear a las víctimas de los atentados en París.
Alemania, que por ahora no integra la coalición antiyihadista en Siria e Irak, anunció el envío de 650 soldados adicionales a Malí para ayudar a Francia en la lucha contra el EI, antes del encuentro.
Además, el miércoles, por 515 votos a favor, cuatro en contra y diez abstenciones, los diputados franceses aprobaron “la prolongación” de las operaciones de “las fuerzas aéreas sobre el territorio sirio”, para cumplir lo que exige la Constitución cuando una intervención militar excede los cuatro meses.

Obama.
Pese a la unidad manifestada el martes en Washington tras los atentados del 13 de noviembre en París, Hollande no obtuvo gran cosa de su homólogo norteamericano Barack Obama, salvo la promesa de intensificar los bombardeos estadounidenses contra el EI y los intercambios de información entre los servicios de inteligencia de los dos países.
Obama mostró sus reservas respecto a las posibilidades de cooperación con Rusia en el conflicto sirio mientras no haya un “cambio estratégico” de Vladimir Putin. Lo que torna sumamente hipotética la posibilidad de formar una gran coalición que incluya a Rusia.
Washington y París acusan a Rusia de haber concentrado sus bombardeos contra la oposición siria moderada y no contra el EI, así como de brindar su apoyo al presidente Bashar al Asad, cuya partida reclaman ambos.
El proyecto francés de coordinar más el combate contra el EI sufrió otro revés el martes, cuando Turquía, país miembro de la OTAN y que forma parte de la coalición anti-EI dirigida por Estados Unidos, derribó un avión ruso, acusándolo de haber violado el espacio aéreo turco en la frontera con Siria.
Putin, que recibirá a Hollande el jueves en Moscú, calificó de “puñalada por la espalda” el incidente, durante el cual murió uno de los pilotos del avión ruso. El otro fue recuperado por el ejército sirio.

Piedras.
Ayer varios centenares de manifestantes lanzaron piedras contra la embajada de Turquía en Moscú rompiendo sus cristales, según comprobó la AFP.
Pese a todo, la diplomacia rusa parece tender la mano a las potencias occidentales, y el embajador ruso en París, Alexandre Orlov, dijo que Rusia está “dispuesta” a “constituir un Estado Mayor común” contra el EI, incluyendo a Francia, a Estados Unidos e incluso a Turquía. (AFP)