Hombre mató a su madre y hermana con un cuchillo

EL ESTADO ISLAMICO SE ATRIBUYO EL SUPUESTO ATENTADO

Un hombre armado con un cuchillo mató el jueves a su madre y a su hermana e hirió a otra persona en una localidad a 30 kilómetros París, antes de ser abatido por la policía, sin que se sepa por ahora si el ataque -reivindicado por el Estado Islámico (EI)- fue un acto terrorista.
El atacante de 36 años, que según la policía estaba fichado por apología de terrorismo pero tenía también “problemas psiquiátricos importantes”, fue abatido cuando salió de la casa donde se había atrincherado en la ciudad de Trappes armado con un cuchillo. Por el momento se desconocen las razones del ataque, pero el EI se atribuyó la autoría a través de su agencia de propaganda, Amaq.
“El autor del atentado en la ciudad de Trappes” es “uno de los combatientes del Estado Islámico y perpetró ese ataque respondiendo al llamado a atacar a ciudadanos de los países de la coalición” internacional, afirmó la agencia menos de dos horas después.No obstante, expertos pidieron cautela sobre los anuncios del grupo. Aunque la organización tuvo durante mucho tiempo la reputación de solo reivindicar los atentados que había organizado o inspirado, en el último año han surgido dudas sobre la veracidad de sus reivindicaciones.
“No debemos olvidar que en 2017 hubo tres ejemplos de reivindicaciones del EI descabelladas: el ataque a una discoteca en Manila, explosivos en Orly (uno de los aeropuertos de París) y la matanza de las Vegas, que fue reivindicada pero de la que no se pudo establecer ningún vinculo con el EI”, aseguró a la AFP Jean-Charles Brisard, presidente del Centro de Análisis del Terrorismo.

Psiquiátrico.
El sospechoso tenía problemas psiquiátricos “importantes” y tenía más un perfil de “desequilibrado” que de un soldado “bajo las órdenes del EI”, señaló el ministro del Interior, Gérard Collomb, quien se dirigió inmediatamente a Trappes para hacer un balance de la situación. El atacante estaba fichado desde 2016 por apología del terrorismo, según una fuente de seguridad, pero dada la identidad de las víctimas la policía exploraba también la pista de un drama familiar.
La sección antiterrorista de la fiscalía de París no ha abierto ninguna investigación por el momento. “Tendremos más información cuando hayamos examinado su teléfono y su apartamento”, apuntó Collomb. La zona donde se produjo el ataque estaba parcialmente bloqueada por la policía. Los testimonios recabados por la AFP en el lugar reforzaban la hipótesis de una disputa familiar, descartando así las versiones del ataque terrorista. Según varios habitantes, el agresor estaba separado recientemente de su mujer y no había visto a sus hijos desde hacía mucho tiempo.
“Solía juntarme a la tarde a tomar café con él, llevaba más de un mes sin verlo”, comentó Pascal, un hombre de 59 años que afirma que conocía bien al atacante. Los primeros rumores en los medios de que se trató posiblemente de un ataque yihadista lo dejaron frío. “Hablan de un terrorista pero no es un terrorista, es un tipo que seguramente perdió la cabeza” por todos los problemas familiares que atravesaba, aseguró.

Mensaje.
El ataque se produjo al día siguiente de la difusión de un mensaje audio del líder del EI, Abu Bakr Al Bagdadi, en el que tras un año de silencio pidió a sus partidarios que continúen con la “Yihad”. El mensaje fue divulgado en un momento en el que el grupo yihadista se encuentra acorralado en Siria y fue expulsado de todos los centros urbanos de Irak, luego de haber controlado grandes territorios en ambos países.
Francia vive en alerta ante la amenaza yihadista desde una ola de atentados sin precedentes en su historia en 2015. Este año fue blanco de dos ataques que dejaron cinco muertos. Trappes es un suburbio parisino pobre ubicado a 30 kilómetros de la capital francesa. Gran parte de sus 30.000 habitantes son inmigrantes o hijos de inmigrantes y la tasa de desempleo es dos veces mayor que la media nacional.
Es también conocida por ser una de las localidades de donde más jóvenes -algo más de 50 personas- han partido para combatir junto al grupo Estado Islámico en Irak y Siria, según confirmó recientemente el alcalde de la ciudad. (AFP)