Hombre intenta matar a políticos

El acto de asunción del primer ministro de Italia, Enrico Letta, se vio sacudido ayer por el ataque a tiros de un hombre que hirió a tres personas y que confesó que “quería matar a los políticos”, según informó el fiscal actuante.
“Confesó todo. No parece una persona desequilibrada. Es un hombre lleno de problemas que estaba desesperado”, declaró el fiscal Pier Filippo Laviani tras entrevistar a Luigi Preiti, el autor de los disparos.
“En general quería disparar contra los políticos, pero como no podía llegar hasta ellos disparó contra la policía”, añadió el fiscal citado por la agencia de noticias EFE.
Por otra parte, el hermano de Preiti, Arcángelo, también desmintió que padeciera problemas mentales tal como apuntaban las primeras informaciones.
“Mi hermano no es un desequilibrado ni un terrorista. No creo nada de lo que me dicen. No hablo con él desde agosto, pero siempre ha sido una persona normal”, declaró Arcángelo a la agencia de noticias Europa Press.

Tiroteo.
Luigi Prieti, de 46 años y oriundo de la región sureña de Calabria, estaba atravesando un mal momento ya que recientemente perdió su trabajo y se separó de su mujer. Por eso las primeras versiones apuntaban a que se trataba de un hombre desequilibrado.
El tiroteo se produjo frente al edificio de Gobierno italiano en el mismo momento en que el ahora primer ministro, Enrico Letta, juraba a su cargo en el palacio del Quirinal, sede de la jefatura de Estado, ubicada a unos 500 metros del lugar del hecho.
Por el ataque, dos carabineros y una mujer embarazada resultaron heridos. Los agentes de seguridad recibieron disparos en la pierna y en el cuello mientras que la mujer fue rozada por un proyectil.
Según la primera reconstrucción de los hechos, Prieti se paró delante de la sede de Gobierno, situada en una zona céntrica de Roma, y comenzó a disparar con un arma de pequeño calibre que luego se supo que era de procedencia ilegal.
Efectuó cinco disparos e intentó huir pero fue atrapado por los agentes de seguridad que custodiaban el lugar.

Internado.
Actualmente está internado en el hospital de San Giovani debido a una herida en la cabeza causada por los carabineros al atraparlo.
El ministro del Interior, Angelino Alfaro, informó que tras el ataque, Prieti intentó suicidarse pero no tenía más balas.
Uno de los carabineros heridos, Giuseppe Giangrande, fue sometido a una cirugía para extraerle la bala del cuello y está siendo evaluado ya que temen que pueda haberle afectado la columna vertebral, informó el director de Cuidados Intensivos del hospital Umberto I de Roma, Claudio Modini.
Luego del episodio, las fuerzas de seguridad desplegaron un dispositivo de seguridad en el centro de Roma.
La Cámara de Diputados y las zonas limítrofes hoy estarán blindadas debido a que el primer ministro y los 21 miembros del Ejecutivo se presentarán en el lugar para someterse al voto de investidura. (Télam)