Homenaje a las víctimas en Bélgica

Un año después de los peores atentados de su historia, Bélgica rendirá homenaje el miércoles a los 32 muertos y más de 300 heridos del doble ataque en el metro y el aeropuerto de Bruselas, determinada a combatir la amenaza yihadista.
A las 9.11 (hora local) metros, autobuses y tranvías se detendrán, justo a la hora en que Khalid El Bakraoui, un yihadista vinculado al grupo Estado Islámico (EI), accionó su cinturón de explosivos en un vagón en la estación de metro de Maalbeek, en pleno “barrio europeo”, matando a 16 personas.
En lugar de un minuto de silencio, los conductores y controladores guardarán un “minuto de ruido” para “demostrar que no olvidan, pero que se mantienen en pie contra el odio y el terror”, según la compañía de transporte público bruselense STIB.
Las conmemoraciones no obstante comenzarán poco antes de las 8 en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem, en presencia del rey Felipe y la reina Matilde, de víctimas y de sus allegados, así como de miembros de los servicios de socorro y del gobierno.
En la zona de salidas de este aeropuerto internacional, frente a las ventanillas de Brussels Airlines y American Airlines, Ibrahim El Bakraoui se avanzó a la acción de su hermano Khalid y junto a Najim Laachraoui se hicieron explotar a las 7.58 y murieron otras 16 personas.
Tras el homenaje en el aeropuerto, los monarcas viajarán en tren hasta la estación de Maalbeek, donde inaugurarán una escultura monumental a dos pasos de la sede de la Comisión Europea. (NA)