Huelga en Turquía

POR LA OFENSIVA CONTRA LOS KURDOS

El Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la fuerza de izquierda y pro kurda que controla la tercera bancada en el Congreso turco, anunció ayer que se declara en huelga y suspende todo su trabajo legislativo en repudio a la ofensiva oficial contra la minoría kurda y la detención de sus dos copresidentes el viernes pasado.
“Decidimos detener nuestro trabajo en el órgano legislativo y no vamos a participar en las comisiones parlamentarias o en el pleno”, anunció a la prensa Ayhan Bilgen, el vocero del HDP, tres días después que sus dos líderes, Selahattin Demirtas y Figen Yüksekdag, por presuntos vínculos con el terrorismo.
En total, 12 diputados de esta fuerza de izquierda y pro kurda fueron detenidos el viernes a la madrugada en el marco de una investigación sobre supuestos vínculos del partido con la principal guerrilla kurda en Turquía, el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK).
El HDP se niega a calificar de terroristas a los milicianos del PKK, pero siempre rechazó la vía armada como forma de denunciar los ataques del Estado turco contra la minoría kurda y defender los derechos de este grupo, que se concentra en el sureste del país.
“Nuestro grupo parlamentario y el Consejo Ejecutivo Central (del HDP) decidieron detener su labor en el Legislativo y reunirse una vez más con nuestra gente en reacción al más oscuro ataque de nuestra historia política democrática”, explicó Bilgen.
“En los próximos días iremos a todas las casas, a todos los pueblos y ciudades, escucharemos las quejas y propuestas de nuestro pueblo, hablaremos con las fuerzas democráticas y laborales, con las ONG, organizaciones profesionales y grupos confesionales”, continuó.

Reemplazo.
Después de hacer estas consultas, aseguró, la fuerza decidirá si reemplaza a los dos presidentes del partido detenidos, Demirtas y Yüksekdag, y si continúa trabajando dentro del Parlamento.
“Turquía está en un momento crítico”, advirtió, finalmente, el vocero de la tercera fuerza política del país.
El anuncio del HDP fue apenas una de las declaraciones que alimentaron el clima de tensión ayer en Turquía por la confrontación entre el gobierno y la minoría kurda. (Télam)

Compartir