Huracán Nate se acerca a EE.UU.

TRAS SEMBRAR MUERTE EN CENTROAMERICA

El huracán Nate se fortalecía ayer y empezaba en su trayectoria hacia la costa de Estados Unidos, donde debería golpear en las primeras horas de hoy como categoría 2, tras dejar al menos 31 muertos y cuantiosos daños en Centroamérica.
Nueva Orleans, devastada por el huracán Katrina en 2005, que dejó centenares de muertos, sentía los primeros embates de la tormenta, y permanecía bajo advertencia junto a otras ciudades ubicadas en la costa del Golfo de México.
El presidente Donald Trump, que autorizó recursos adicionales si el caso lo amerita, dijo que la agencia federal de gestión de emergencias FEMA está preparada para la tormenta, y urgió a los residentes de Luisiana, Mississippi y Florida, a que “escuchen a las autoridades locales y cuídense”.
Según el último informe del Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC) de las 21 GMT, el ojo de Nate se encontraba a 80 kilómetros al sureste de la boca del río Mississippi, aunque se desaceleraba a 37 km/h.
Sus vientos se mantenían en 150 kilómetros por hora, y “aún podría convertirse en un huracán categoría 2” cuando llegue a la costa al anochecer, advirtió el NHC. Lo que implicaría vientos de al menos 154 km/h, según la escala Saffir-Simpson, que llega hasta el 5.
El huracán tocará tierra entre las costas de Luisiana y Mississippi, indicó el NHC.
El NHC estima que las inundaciones provocadas por el huracán puedan llegar hasta los 3,35 metros en algunas zonas y que podría haber hasta 26 centímetros de precipitaciones.
Nueva Orleans emitió un toque de queda obligatorio y también se emitieron órdenes de evacuación para algunas zonas de esta ciudad situada por debajo del nivel del mar.
“Nuestra peor amenaza no es necesariamente la lluvia, sino fuertes vientos y oleajes”, dijo el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu. (AFP-NA)