Incendios dejaron 21 muertos

SE REAVIVAN LOS FOCOS IGNEOS EN CALIFORNIA

Grandes incendios que desde hace días arrasan la zona de California famosa por sus viñedos volvieron a reavivarse ayer, destruyendo cientos de casas y negocios más y obligando a las autoridades, que elevaron a 21 la cifra de muertos y a más de 600 la de desaparecidos, a emitir nuevas órdenes de evacuación.
Al menos 3.500 viviendas o tiendas y más de 46.500 hectáreas han sido destruidas desde que comenzaron los incendios forestales, el domingo pasado, lo que los hace los terceros más mortíferos y devastadores de la historia reciente del estado del oeste de Estados Unidos.
Casi tres días después de que las llamas comenzaran a arder en el norte de California, los bomberos siguen siendo incapaces de controlar los distintos focos, cuyo número subió a 22 respecto de los 17 que había ayer, dijo el vocero del Departamento de Silvicultura y Protección de Incendios de California, Daniel Berlant.
Las llamas se han extendido por toda la región vitivinícola y más al norte, hacia el condado costero de Mendocino, alcanzando localidades y suburbios y dejando a su paso sólo edificios reducidos a escombros y cenizas humeantes y enormes columnas de humo negro, según reportaron medios locales.

Evacuados.
Autoridades del estado ordenaron ayer más evacuaciones en partes del Valle de Sonoma luego de que la extensión de uno de los focos creciera hasta los 113 kilómetros cuadrados, y dijeron que esperaban que las llamas se reavivaran luego de que ayer remitieran un poco gracias a vientos más frescos y menos fuertes.
El alguacil del condado de Sonoma, Robert Giordano, dijo que el número de desaparecidos ya supera los 600, el triple que los 200 reportados el martes, aunque agregó que las autoridades creen que la mayor parte de esas personas serán halladas cuando se mejoren las comunicaciones y se tenga información más clara.
Giordano dijo esperar también que la cifra de muertos aumente. “La devastación es enorme. En la mayoría de las áreas ni siquiera hemos podido entrar”, señaló.
Funcionarios y voluntarios del condado de Napa ordenaron la evacuación de la mitad de la población de la localidad de Calistoga, de 5.000 habitantes, yendo puerta a puerta y advirtiendo a la gente que debía irse, dijo la supervisora del condado, Diane Dillon, citada por la cadena CNN.
También se ordenaron nuevas evacuaciones en la localidad de Green Valley, de 2.000 habitantes y ubicada en el condado de Solano.

Desastre.
El jefe de bomberos de Napa, Barry Biermann, dijo que vientos intensos y una baja humedad alimentaron los incendios y que se esperan condiciones similares para los próximos días.
“El martes fue un día muy agresivo en cuanto al comportamiento del fuego, con algunas llamas que se expandieron rápidamente. Para mañana esperamos también un comportamiento del fuego algo agresivo”, dijo en conferencia de prensa.
Con más de 25.000 evacuados, el presidente estadounidesne, Donald Trump, aprobó ayer una declaración de desastre en California por los incendios, lo que facilitará el envío de ayuda y recursos federales para sofocarlos después de que el lunes el gobernador, Jerry Brown, firmó el estado de emergencia en las áreas afectadas.
Por su parte, Brown dijo que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias respondió de inmediato al requerimiento de California para combatir “estos terribles incendios”, y agradeció “la rápida respuesta” del presidente Trump.
Los incendios comenzaron, por causas que aún se desconocen, el domingo a la noche alrededor de las 22 y se expandieron rápidamente desde el condado de Napa. (Télam)