Inicio El Mundo Inicia una nueva era imperial

Inicia una nueva era imperial

JAPON: AKIHITO ABDICARA AL TRONO Y LO SUCEDERA SU HIJO

Japón se prepara para presenciar este martes la abdicación de su emperador Akihito, en una histórica sucesión del trono imperial con medidas de seguridad reforzadas en torno al palacio y un aire festivo en todo el país.
En una ceremonia llena de ritos sintoístas y cuidadosamente preparada, el soberano, de 85 años, se despedirá de los símbolos de su trono y pronunciará su último discurso como jefe del Estado.
Japón cerrara hoy la era Heisei (paz) del emperador Akihito, el período más pacífico que tuvo el país en su historia reciente. Al día siguiente, con la entronización de su hijo Naruhito, empezará la era Reiwa (bella armonía).
Se trata del primer relevo en vida en dos siglos pues la última vez que hubo una abdicación imperial en Japón fue el 7 de mayo de 1817, cuando lo hizo Kokaku. Los emperadores de entonces no solían superar los 40 años al frente del Trono del Crisantemo, pues fallecían jóvenes o eran forzados a abdicar.
Akihito, de 85 años, anunció el 8 de agosto de 2016 que por su avanzada edad y su quebrantada salud le resultaba difícil cumplir con sus funciones, pero no anunció oficialmente su deseo de abdicar, porque la ley de entonces no lo permitía. Fue necesario aprobar una ley especial, y el gobierno anunció el 1 de diciembre de 2017 que la sucesión trono se haría entre el 30 de abril y el 1 de mayo de 2019. Su voluntad obligó al parlamento a aprobar una ley especial: hasta entonces no estaba previsto que el monarca pudiera abandonar el trono en vida.

Ceremonia.
La primera ceremonia, la de abdicación, durará unos diez minutos, a partir de las 17 local (las 5 en la Argentina) en la Sala de Pino, la mejor y mayor del Palacio Imperial de Tokio, en un acto en el que participarán 338 personas, informó la agencia de noticias EFE. Se espera que ahí Akihito pronuncie sus últimas palabras como emperador, después de que el primer ministro, Shinzo Abe, como representante del pueblo de Japón, anuncie formalmente la abdicación del emperador.
La abdicación de Akihito, que se convertirá en emperador emérito desde entonces, cerrará la era Heisei, que representó el período más pacífico del país, iniciado en 1989 tras el fallecimiento del emperador Hirohito.

Nuevo emperador.
El miércoles, a partir de las 10.30 (las 22.30 del martes), será el turno de Naruhito, que asumirá en una ceremonia con la presencia de miembros de la Casa Imperial y altos funcionarios de los tres poderes del Estado. Es un ritual que no está abierto a mujeres, pero en esta ocasión estará presente una, la única ministra del gabinete de Abe, Satsuki Katayama. En cambio, no estará Akihito.
Se espera que Naruhito pronuncie su primer mensaje como emperador. Akihito, cuando asumió el trono, solo pronunció unas breves palabras. Los actos se cerrarán el sábado con la primera comparecencia en público del nuevo monarca. (Télam)