Investigan a titular

La Policía Federal (PF) de Brasil indaga si la presidenta de la petrolera estatal Petrobras, María da Graça Foster, omitió información al declarar ante una comisión del Senado que investiga irregularidades en la compañía y si su esposo negoció irregularmente con la firma, informó ayer la prensa local.
La PF abrió un proceso de investigación contra Foster, quien en abril pasado declaró ante la comisión del Senado que el Consejo de Administración de Petrobras no fue responsable de la cuestionada compra de una refinería en Estados Unidos en 2006.
Asimismo, la PF también indagará la situación de Colin Foster, esposo de la funcionaria.
En aquella declaración de abril, Foster aseguró que su esposo “no tiene contratos” con Petrobras, pero entre 2007 y 2010, cuando ella era directora, cerró 42 ventas sin licitación, indicaron las fuentes.
La presidenta Dilma Rousseff, que en 2006, como jefa de gabinete, encabezaba el Consejo de Administración de Petrobras, admitió que este órgano aprobó un informe “técnicamente con fallas” para la compra de la refinería.
El Consejo de Administración ratificó el viernes pasado a Foster como presidenta de la mayor empresa de Brasil, en medio de versiones sobre su eventual renuncia a raíz de las investigaciones en curso.
Esas versiones se robustecieron luego de que el Tribunal de Cuentas de la Unión admitiera que estudia pedir el embargo de los bienes de Foster por su presunta responsabilidad en una decisión que generó pérdidas para Petrobras. (Télam)