Inicio El Mundo "Irán no puede tener el arma nuclear"

«Irán no puede tener el arma nuclear»

TRUMP SANCIONA A ALI JAMENEI Y OCHO COMANDANTES

Estados Unidos impuso el lunes sanciones «contundentes» contra el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, y la cúpula militar de la República Islámica, aumentado la presión contra el país al que amenazó con la «destrucción» si busca la guerra.
El presidente Donald Trump firmó las sanciones económicas en el Despacho Oval, una medida que tildó de «fuerte y proporcionada respuesta a las acciones provocadoras de Irán».
Añadió que la respuesta de Irán determinará si la sanciones terminan o se prolongan durante «años». «Irán no puede tener jamás el arma nuclear», repitió.
El Tesoro estadounidense anunció por su lado el bloqueo de «miles de millones» más de activos iraníes, así como la incorporación esta semana a su lista negra del ministro de Exteriores, Mohamed Javad Zarif. Una lista a la que Washington también añadió a ocho comandantes de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico del régimen iraní.
En momentos en que el Consejo de Seguridad se reunía a puertas cerradas a pedido de Estados Unidos para abordar la crisis, el embajador iraní ante la ONU, Majid Takht Ravanchi, dijo a la prensa que «para atenuar las tensiones» Washington debe detener «su guerra económica contra el pueblo iraní».
Más temprano, Hesamodin Ashna, asesor del presidente iraní Hasan Rohani, había dicho que «las afirmaciones de Estados Unidos de que están listos para una negociación incondicional no son aceptables con la continuación de las amenazas y las sanciones».
La tensión entre Washington y Teherán, sin relaciones diplomáticas desde 1980, se intensificó el jueves tras la destrucción de un avión no tripulado estadounidense por un misil iraní en el Golfo.
En medio de este clima de tensión, Estados Unidos, Reino Unido, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos exhortaron a «soluciones diplomáticas» para reducir la espiral con Irán.
Aliado de Teherán, Rusia calificó de «ilegales» las sanciones prometidas por Trump.

Mensajes ambiguos.
Trump ha sido criticado en Estados Unidos por sus mensajes ambiguos a Irán. El presidente, sin embargo, sostiene que tiene una estrategia clara que rompe con la política estadounidense del pasado en Oriente Medio.
En un par de tuits, Trump insistió en sus condiciones a Irán: «¡No armas nucleares, no más apoyo al terrorismo!» Un día antes, en una entrevista con la cadena NBC, amenazó con la «destrucción» de Irán si busca la guerra.
Teherán firmó en 2015 un pacto con las potencias en el que se comprometió a usar la energía nuclear para aplicaciones civiles. Pero Trump se retiró unilateralmente el año pasado del acuerdo, al que calificó de «pésimo». Irán dice que no tiene en marcha ningún programa de armas nucleares.
A pesar de la escalada, Trump insiste en que no busca una guerra y regularmente envía mensajes para entablar negociaciones con Teherán.
Asimismo, asegura que Washington es más libre que en el pasado porque su producción de energía lo libera de la dependencia del petróleo de Oriente Medio.
Esto significa que Estados Unidos ya no debe ser visto como el garante de las rutas marítimas del Golfo, donde en el último mes y medio varios barcos cisterna, ninguno de ellos estadounidense, han sufrido ataques de los que Washington culpa a Teherán.
Trump apeló a los países importadores de petróleo a proteger sus intereses en el derecho de Ormuz y les lanzó un dardo al afirmar no entender porqué Estados Unidos tiene que velar por la seguridad de ese punto «por cero compensación».
Tras el anuncio de las sanciones, Zarif tuiteó que Trump «tiene razón en un 100% en el hecho de que el ejército estadounidense no tiene nada que hacer en el Golfo Pérsico». (AFP)