Irán: si hay sanciones no hay acuerdo

LIDER SUPREMO IRANI PONE CONDICIONES PARA LOGRAR UN PACTO NUCLEAR CON POTENCIAS

El líder supremo iraní, Alí Jameneí, advirtió ayer que el fin de las sanciones económicas que pesan sobre su país constituye “una condición” para lograr un acuerdo con las potencias occidentales sobre el desarrollo de su programa nuclear y de ningún modo serán “el resultado de la aplicación del mismo”.
“Nos dicen, que firmaremos el acuerdo, que vigilarán el comportamiento de Irán y que luego levantarán las sanciones. Eso es un error y es inaceptable. Nunca lo aceptaremos”, reiteró Jamenei en declaraciones efectuadas en la localidad de Marshad ante miles de seguidores y divulgadas ayer por la agencia oficial iraní IRNA.
El líder espiritual ofreció ante miles de seguidores sus puntos de vista sobre las negociaciones que Irán mantiene con los países del Grupo 5+1 (Estados Unidos, China, Francia, Reino Unido y Rusia, además de Alemania) con motivo de los festejos del Año Nuevo persa o Nouruz.
Allí, Jamenei denunció la postura de “arrogancia y abuso” con la que Washington afronta las conversaciones, con la que pretende decir a los iraníes “ven y haz lo que te digo”, una circunstancia que sus compatriotas “nunca van a aceptar”.
Los estadounidenses -advirtió, citado por la agencia de noticias EFE- esperan que Irán de pasos “irreversibles” en el camino de un posible acuerdo nuclear, algo que tampoco es aceptable si “el lado opuesto sigue siendo capaz de restablecer las sanciones bajo cualquier pretexto”.
Jameneí apuntó junto a esto que son los estadounidenses los que de verdad necesitan estas negociaciones nucleares, incluso a pesar de sus aparentes discrepancias internas en las que un grupo “quiere evitar que haya un resultado en las conversaciones con Irán”.

Obama.
Asimismo, el dirigente iraní calificó de “deshonesto” el mensaje por el Año Nuevo persa emitido por el presidente estadounidense, Barack Obama, ya que incluía “la mentira” de que había sectores en Irán opuestos a la diplomacia como solución para el asunto nuclear.
Además, Jameneí resaltó que las negociaciones con el Grupo 5+1 solo incluyen el tema nuclear y “ningún otro asunto regional o temas relacionados con nuestros asuntos internos”.
“Irán y los Estados Unidos tiene visiones opuestas en temas regionales. Nosotros queremos seguridad y calma en la región, pero los poderes arrogantes liderados por América persiguen una política de sembrar inseguridad, algo bastante opuesto a nuestros objetivos”, concluyó.

Avances.
El presidente de Irán, Hasan Rohani, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, coincidieron el sábado en que hubieron avances en las conversaciones sobre el programa nuclear de Teherán y señalaron que pese a las diferencias, es posible alcanzar un acuerdo final.
“En esta ronda de conversaciones surgieron opiniones compartidas en algunos puntos donde antes hubo diferencias de opinión, lo que puede ser la base hacia un acuerdo final”, dijo Rohani, citado por la agencia oficial de noticias iraní IRNA y el sitio web presidencial. “Sin embargo -aclaró- subsisten algunas diferencias”.
“Creo que es posible lograr un acuerdo. No hay nada que no se pueda resolver. La otra parte en las conversaciones también debe tomar una decisión final”, agregó el mandatario persa.

Kerry.
Por su parte, Kerry, señaló que llegó la hora de las decisiones finales porque extender las negociaciones no hará más fácil dar los pasos cruciales que se requieren.
En una breve declaración a la prensa -en la que no aceptó pregunta- el jefe de la diplomacia estadounidense sostuvo que “es el momento de las decisión. No hemos alcanzado la línea final, pero que nadie se equivoque, tenemos la oportunidad de hacer que funcione”.
“Es cuestión de voluntad y de decisiones políticas importantes”, aseguró Kerry citado por la agencia de noticias EFE.
Estados Unidos e Irán terminaron antes de lo previsto la sesión del viernes de sus negociaciones, que continuarán la semana próxima.
Washington forma parte de las potencias que, tras 12 años de tensión, decidieron en noviembre de 2013 comenzar a negociar con Irán para alcanzar un acuerdo que garantice que el programa nuclear iraní sea utilizado sólo para uso civil y no para la fabricación de armas atómicas.
Teherán y las potencias del Grupo 5+1 tienen plazo hasta fin de mes para alcanzar un acuerdo en bruto y hasta fin de junio para alcanzar el acuerdo final.
Dicho acuerdo supone que a cambio de que Irán garantice la naturaleza civil de su programa nuclear, la república islámica obtendría el levantamiento de las sanciones internacionales, que afectan gravemente a su economía. (Télam)