Isla empezará gestiones

PUERTO RICO SE SUMA A EE.UU.

El Gobierno de Puerto Rico inició ayer mismo el camino en busca de anexionar la isla a Estados Unidos con el aval del apoyo mayoritario obtenido en el plebiscito no vinculante del domingo, más allá de la escasa asistencia de isleños a las urnas y de que Washington ni se pronunció sobre el tema.
La representante del Gobierno de Puerto Rico ante el Congreso estadounidense, Jenniffer González, consideró ayer que el apoyo del 97% de los votantes a la anexión a EE.UU es la mejor carta de presentación para que en la capital estadounidense comience a tomarse en serio ese objetivo del gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP).
La oposición, que durante la campaña pidió a sus seguidores que boicotearan la consulta por no haber contado con ellos el Gobierno para pactar las preguntas, puso el acento en que la participación fue de solo el 22,9 %, un porcentaje que, evalúa, desacredita el plebiscito y cualquier pretensión del Ejecutivo que lidera Ricardo Rosselló de presentar los resultados como un respaldo a su objetivo.
El Gobierno de EE.UU no se expresó oficialmente sobre la consulta, y tampoco lo hizo el Congreso, a cuyos poderes plenipotenciarios está sujeto la isla caribeña con poco más de 3,5 millones de habitantes ligado al país norteamericano desde 1898.
González, cuyo cargo es el de comisionada residente, un representante sin voto en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, asegura que ese 97 % a favor de la anexión es un mandato claro del pueblo de Puerto Rico para que las autoridades estadounidenses acepten comenzar un camino que pueda llegar a que la isla se convierta en el estado 51 de EE.UU.
“Durante la semana pasada muchos de mis colegas del Congreso han dicho que respetarían y apoyarían la voluntad de los ciudadanos estadounidenses que viven en el territorio -Puerto Rico-, tal y como se expresara en el plebiscito”, dijo la funcionaria estadounidense, según la agencia EFE.
El gobernador Rosselló, en tanto, dijo que próximamente se nombrará una Comisión de Igualdad encargada de trabajar ante el Congreso en Washington para crear un ambiente favorable a la anexión. (Télam)