Israelíes detenidos

POR ACTOS RACISTAS CONTRA ARABES

Al menos nueve israelíes fueron detenidos por la policía en las últimas horas del jueves, acusados de cometer actos racistas contra ciudadanos árabes y ataques contra las fuerzas de seguridad, informaron ayer medios de prensa locales.
En uno de los episodios, agentes de policía israelí detuvieron en la noche del jueves en el centro de Jerusalén a cuatro mujeres que habitualmente residen en una colonia de Cisjordania, cuyo estatus como asentamiento está considerado ilegal, después de atacar a un taxista árabe con gas pimienta.
Las mujeres fueron retenidas durante unas horas y puestas en libertad con la prohibición de viajar a Jerusalén en los próximos quince días, citó la agencia de noticias EFE.
Al no ser este el primer incidente de estas características, los taxistas de Jerusalén decidieron ayer un cese de tareas en el servicio que prestan en el horario nocturno, informó por su parte el diario israelí de perfil progresista Haaretz.
En San Juan de Acre, en otro hecho, un grupo de vándalos atacó el coche del jeque Samir Aasi, imán de la conocida mezquita de Al Jazzar, que además es uno de los promotores del diálogo interconfesional entre musulmanes, judíos y cristianos.
Aasi había participado el jueves en una reunión de líderes religiosos en el barrio de Har Nof, en Jerusalén, escenario el martes último de un cruento atentado contra una sinagoga ultra ortodoxa en el que murieron siete personas, cinco judíos y los dos atacantes palestinos.
También en el norte, en la localidad de Hadera, próxima a Haifa, un ciudadano israelí fue detenido por intentar agredir a los trabajadores palestinos de un conocido restaurante. (Télam)