Jefe palestino, optimista

El jefe de la delegación palestina en El Cairo se mostró ayer optimista con la posibilidad de alcanzar un acuerdo con Israel, al llegar a Egipto para reanudar las negociaciones para alcanzar un alto el fuego permanente antes de que expire mañana una tregua de cinco días.
Tras más de un mes de combates en los que casi 2.000 palestinos y 67 israelíes murieron, comenzó ayer el sexto día de silencio, solo interrumpido por ataques palestinos con misiles y la posterior represalia israelí, el miércoles, minutos después de que expirase la anterior tregua de 72 horas.
En las últimas semanas se fueron acordando y prorrogando distintas acuerdos durante los cuales los negociadores palestinos e israelíes, con la mediación de Egipto, han intentado alcanzar una alto el fuego permanente.
“Tenemos grandes esperanzas de llegar a un acuerdo muy pronto, antes del final de la tregua, y tal vez incluso, muy rápidamente, para un alto el fuego permanente”, se esperanzó el jefe de la delegación palestina en El Cairo, Azzam al-Ahmed citado por la agencia palestina de noticias Maan.

Bloqueo económico.
Sin embargo, el vocero de Hamas, Sami Abu Zuhri, insistió en que no puede haber un retorno a la paz si no se levanta el bloqueo económico de ocho años sobre el enclave costero.
“Podemos llegar a un acuerdo si la parte israelí acepta todas las exigencias de la delegación palestina unificada, en particular el final de cualquier agresión contra nuestro pueblo, de la guerra en Gaza y el levantamiento total del asedio”, dijo Abu Zuhri.

Misión policial.
La Unión Europea (UE) acogió con satisfacción el alto el fuego en Gaza y dijo que estaba dispuesto a desplegar una misión policial en Rafah, en la frontera con Egipto, y a capacitar a los funcionarios de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para la readaptación en Gaza.
“Una vuelta al statu quo anterior al último conflicto no es una opción”, sostuvo el Consejo de la UE ayer tras una reunión de cancilleres en Bruselas.

Reconstrucción.
Agregó que la policía de la UE podría supervisar el tránsito de los suministros necesarios para la reconstrucción de Gaza y tratar de evitar el ingreso de contrabando de armas en el territorio.
Una misión de 70 oficiales de policía europeos se estableció en 2005 en el punto de cruce entre la Franja de Gaza y Egipto, para supervisar el movimiento de personas, mercancías y vehículos en la única ventana de Gaza al mundo exterior que no pasa por Israel.
Pero fue suspendido dos años más tarde cuando Hamas tomó el poder en la Franja de Gaza.
La UE dijo que un alto el fuego duradero debe ir acompañado de un levantamiento del bloqueo en Gaza y llamó a “todos los grupos terroristas” que estén en el territorio a desarmarse.
La cancillería israelí dio la bienvenida a la convocatoria europea para el desarme, la principal demanda de Israel en las negociaciones de El Cairo.
“El compromiso con la desmilitarización, ejecutada por un mecanismo eficaz, asegurará un cambio fundamental de la situación”, aseguró Israel, que, respaldado por la ciudadanía, se niega a aprobar cualquier esfuerzo de reconstrucción que no incluya la desmilitarización. (Télam)