Juicio en suspenso

PEDIDO DE IMPEACHMENT A ROUSSEFF

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil puso ayer un escollo a la oposición política que impulsa el juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, habilitado por el presidente de la Cámara baja, Eduardo Cunha (PMDB-RJ), al determinar que la elección de la comisión especial que debe analizar el pedido de destitución, que se hizo por votación secreta y con una fórmula alternativa, sea hecha nuevamente.
El juez que es informante del caso en el STF, Luiz Edson Fachin, votó el miércoles a favor del proceso tal como lo llevó a cabo Cunha, al formular un apoyo a la votación secreta, pero su posición fue contestada por la mayoría de los miembros del Tribunal, entre ellos los magistrados Teori Zavascki, Rosa Weber, Luiz Fux, Cármen Lúcia y Marco Aurélio Mello.
Fachin fue acompañado por los jueves Dias Toffoli e Gilmar Mendes, según consigna la agencia Brasil247.
La necesidad de reelegir la comisión especial que analizará el pedido de impeachment prácticamente traba al menos hasta febrero los planes de Cunha de avanzar con el juicio político a la presidenta Dilma Rousseff.
Nueve de diez ministros, además, entendieron que el Senado puede archivar el proceso de destitución incluso si el pleno de la Cámara de Diputados admite la denuncia por delito de responsabilidad. (Télam)