Kuczynski, por escaso margen

BALOTAJE EN PERU: DOS ESCRUTINIOS PRIVADOS NO DISIPARON EL SUSPENSO

El liberal Pedro Pablo Kuczynski venció a la populista de derecha Keiko Fujimori en el balotaje presidencial de ayer en Perú según los conteos rápidos de las actas de votación realizados por dos firmas privadas, aunque por una diferencia menor al margen de error de esos cómputos, mientras se aguardaba la difusión de los primeros resultados oficiales.
Kuczynski se impuso con 50,8% a 49,2% de acuerdo con el escrutinio rápido de la empresa GFK y con 50,5% a 49,5% según el de Ipsos, que no se efectúan sobre todas las actas de votación en el país y en el exterior sino sobre una muestra representativa, aclaró el director de la última firma, Alfredo Torres.
En ambos casos, el margen de error es de 2%, por lo que el resultado se mantenía dentro de la situación de empate técnico y era necesario aguardar el escrutinio oficial para saber cuál de los dos candidatos sucederá al presidente Ollanta Humala.

Resultado final.
Torres opinó que “lo prudente” es esperar hasta que se conozca el resultado final de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (Onpe), probablemente en la tarde de hoy, para tener la seguridad de cuál es el ganador.

Resultados similares.
Las firmas de opinión pública peruanas suelen obtener resultados similares tanto en las encuestas a boca de urna como en los conteos rápidos de las actas, por lo que usualmente anticipan el resultado oficial en cada proceso electoral.
Así fue hace cinco años, cuando el presidente Ollanta Humala derrotó en segunda vuelta a Fujimori con 51,45% a 48,55% de los votos válidos, en un desenlace también muy cerrado, aunque no tanto como el de ayer.

Empate técnico.
Sin embargo, ayer Kuczynski apareció con ventaja en los sondeos a boca de urna de GFK e Ipsos y en desventaja en el de CPI, en los tres casos en empate técnico. Tres horas después del cierre de las urnas, la última empresa no había divulgado datos de su conteo rápido.

Jornada electoral.
La jornada electoral transcurrió con normalidad y apenas se registraron demoras en la apertura de varios centros de votación por la ausencia de las autoridades de mesa designadas y la reticencia de electores a hacerse cargo de esa función.
También se reportó la detención de un puñado de personas por llevar material de propaganda a colegios o violar la prohibición de vender bebidas alcohólicas.
Kuczynski y Fujimori aparecieron en público al comienzo del día, durante los desayunos públicos con acceso de periodistas que los candidatos realizan tradicionalmente en cada elección presidencial en Perú, y luego al votar, poco antes del mediodía, en sendas escuelas de Lima.
En ambos momentos fue evidente el contraste entre el estado emocional de cada uno de ellos, sonriente, expansivo y optimista Kuczynski, y moderada y con un perfil más bajo Fujimori.
De hecho, mientras el ex ministro celebró su desayuno en una calle del barrio La Victoria, donde confraternizó y hasta bailó con cientos de simpatizantes, Fujimori hizo el suyo dentro de un restaurante, rodeada únicamente por familiares y algunos colaboradores.

Habilitados.
Estuvieron habilitados para votar cerca de 23 millones de peruanos, de los cuales casi 885.000 estaban empadronados en 78 países extranjeros. (Télam)