Inicio El Mundo La OEA hará sesión extraordinaria

La OEA hará sesión extraordinaria

CRECE LA PREOCUPACION POR LA MIGRACION DE VENEZOLANOS

La Organización de los Estados Americanos (OEA) convocó el miércoles a una sesión extraordinaria de su consejo permanente «para considerar la crisis migratoria originada por la situación en Venezuela», a realizarse el 5 de septiembre en la sede del organismo regional en Washington.
Según el orden del día publicado, la reunión citada a solicitud del secretario general de la OEA, Luis Almagro, contará con la participación de los Estados miembro, así como de representantes de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).
Venezuela, sumida en una gravísima crisis económica con hiperinflación y escasez de todo tipo de bienes y servicios, ha visto en los últimos meses un éxodo masivo de su población. De acuerdo con la OIM y Acnur, de los 2,3 millones de venezolanos que viven en el extranjero, y que representan 7,5% de la población total, más de 1,6 millones han huido desde 2015.
Almagro pidió el 20 de agosto que se llamara al Consejo Permanente de la OEA, el órgano que reúne a los 34 Estados miembros, en un plazo de dos semanas para abordar la migración venezolana, indicando que la situación es «desesperante» y «puede empeorar».
«Lamentablemente, por las condiciones del gobierno dictatorial que sufre Venezuela y su completa disociación de los problemas de su gente, el mismo está mostrando su incapacidad absoluta para asegurar la satisfacción de las necesidades básicas de la mayor parte de su población», dijo entonces Almagro en una carta a la Presidencia del Consejo Permanente, que actualmente ocupa Costa Rica.
El gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro aseguró ayer que recibió miles de solicitudes de venezolanos que desean ser repatriados, tras emigrar a varios países de la región.
El éxodo desde el otrora rico país petrolero ha llevado a los gobiernos de Perú y Ecuador a implementar controles para regular su ingreso.
Ante la dimensión del fenómeno, Ecuador adelantó para el 3 y 4 de septiembre una reunión sobre migración venezolana a la que están invitados 13 gobiernos de la región, inicialmente prevista para dos semanas después.

Brasil.
Brasil indicó que adoptará medidas para regular el flujo de migrantes en la frontera con Venezuela y evitar el caos generado por la llegada masiva de migrantes.
El presidente Michel Temer adelantó que podrían «distribuirse números» para limitar el flujo de migrantes en la frontera del estado de Roraima en el norte del país limítrofe con Venezuela.
«La posibilidad de distribución de números a la que se refirió el presidente (…) busca perfeccionar el proceso de atención humanitaria en Roraima, lo que no puede confundirse, bajo ninguna hipótesis, con el cierre a la entrada de venezolanos en Brasil», informó la Presidencia en un comunicado.
Temer había dicho más temprano en una entrevista con Radio Jornal de Pernambuco (noreste) que el gobierno estudiaba la posibilidad de «distribuir números para que entren 100, 150, 200 por día, para organizar un poco más esa entrada». Actualmente, el flujo es de alrededor de 800 personas por día, según datos oficiales.
Las declaraciones llegaron un día después de que Temer autorizara el uso de las Fuerzas Armadas para reforzar la seguridad en Roraima, donde la precaria situación de los migrantes venezolanos ha generado tensiones con la población local.
Vecinos de Pacaraima expulsaron el 18 de agosto por la fuerza a unos 1.200 venezolanos que acampaban en las calles de la pequeña ciudad, primer punto de contacto con Brasil en el paso de frontera.
Una fuente del gobierno dijo que todavía no se tomó ninguna decisión sobre limitar el número diario de entradas, pero descartó totalmente el cierre de la frontera. «Son cosas que se evalúan, pero no se trata de cerrar la frontera, es con la intención de ordenar», indicó. (AFP)