La Sonda estadounidense se posó en suelo marciano

“¡Aterrizaje confirmado!”: la sonda estadounidense InSight se posó el lunes en suelo marciano y ya envió la primera foto de la superficie del planeta rojo.
Tras siete años de trabajo y siete meses de viaje por el espacio, la sonda estadounidense InSight “amartizó” y poco después envió la imagen.
Cada etapa exitosa de esta milimétrica y arriesgada operación despertó una algarabía en el centro de control del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.
El “aterrizaje confirmado” en la voz de una de las operadoras llevó al resto de sus colegas en el control a gritar de alegría y abrazarse en celebración. Ocurrió a las 11.52 de California, un minuto antes de lo planificado.
“Fue intenso”, resumió el director de la agencia espacial estadounidense Jim Bridenstine. “Es una experiencia única, increíble”.
“Todo lo que aprendimos sobre Marte hasta este momento nos ayudará a entender cómo hacer investigaciones in situ (…) InSight puede proveer importante información sobre si hay agua líquida en Marte e incluso dónde está”, mirando hacia una misión humana al planeta.
Bridenstine indicó además que a pocos minutos del “amartizaje” recibió una llamada del vicepresidente Mike Pence, que también celebró el logro en Twitter.
“Felicitaciones a @NASA (…) y a todos los que hicieron posible” la llegada del InSight. “Es la octava vez que Estados Unidos aterriza en Marte y es la primera misión para estudiar su interior más profundo. Un gran logro”.
El proceso de “amartizaje” fue perfecto: la activación del paracaídas, el despliegue de sus patas y la reducción de velocidad de 19.800 km/h a 8 km/h en apenas siete minutos. (AFP)