La derecha de Sucre golpeó en acto de Evo

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se vio obligado ayer a suspender un acto político debido a violentas protestas que grupos opositores, ligados a organizaciones civiles de derecha, realizaron para impedir su llegada a la ciudad de Sucre. Los disturbios dejaron decenas de personas heridas con palos y piedras, la mayoría campesinos, y otros afectados por inhalaciones de gases lacrimógenos. “Grupos de choque organizados por la Alcaldía de Sucre, algunos sectores universitarios, activistas agrupados en el Comité Interinstitucional, se han convertido en una organización promotora de la violencia y atizaron los choques”, denunció el ministro del Interior, Alfredo Rada.
Unas 200 a 250 personas iniciaron la noche del viernes una vigilia en torno a un estadio público de la ciudad para impedir que el presidente Morales hiciera un acto donde tenía previsto entregar 50 ambulancias para municipios de Chuquisaca y la construcción de 1.000 viviendas para sectores populares. La alcaldesa de la localidad, Aide Nava, participó en la arenga de los grupos violentos que vejaron a campesinos seguidores de Evo (AFP-NA)