La naturaleza no da tregua

Un nuevo sismo sacudió ayer Sichuan, provocando la muerte a una persona e hiriendo a otras 400. Sichuan es la región golpeada el 12 de mayo pasado por el más violento terremoto que China registra en los últimos 30 años. Esta vez, el terremoto tuvo su epicentro en Chengdu, capital de la región, donde en medio de la desesperación mucha gente salió de sus casas para protegerse de eventuales derrumbes. El sismo, que provocó daños en unas 70 mil casas y edificios, tuvo una magnitud de 6,4 grados en la escala abierta de Richter.
Por otra parte, un hombre de 80 años fue rescatado con vida tras haber pasado 226 horas entre los escombros, a raíz del sismo del 12 de mayo pasado. Xiao Zhihu, de 80 años y parcialmente paralizado, fue rescatado el viernes pasado entre los escombros de su casa. El terremoto del 12 de mayo último, de 7,8 grados Richter, provocó en Sichuan al menos 62 mil muertos, aunque el sábado el primer ministro chino, Wen Jiabao, dijo que la cifra final podría llegar a 80 mil (Télam)