La ONU advierte a Corea del Norte

Corea del Norte es responsable de cometer abusos “sistemáticos y atroces” de derechos humanos contra sus propios ciudadanos, denunció ayer las Naciones Unidas (ONU) y advirtió al líder del gobierno, Kim Jong-un, que podría enfrentar un juicio en la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya.
La Comisión de Investigaciones del organismo internacional, creada especialmente para analizar violaciones de derechos humanos en el país asiático, presentó ayer en Ginebra un informe que da cuenta de “atrocidades indescriptibles y sistemáticas” como la esclavitud, tortura, violencia sexual y persecución.
El trabajo, de más de 400 páginas, incluyó el relato de una mujer obligada a ahogar a su propio bebé, niños encarcelados y obligados a pasar hambre desde el nacimiento, además de familias torturadas por ver un programa de televisión extranjero.
Concluyó que hay entre 80.000 y 120.000 prisioneros políticos en cuatro grandes campos, donde “son privados de alimentos y sometidos a trabajos forzosos”.
La comisión también expresó que no hay libertad de pensamiento ya que el Estado tiene “un monopolio absoluto sobre la información”, además de criticar la discriminación del sistema conocido como “songbun”, por el que las personas leales al líder pueden vivir en lugares más favorables y tener mejores trabajos.
“Estos no son meros excesos del Estado, sino que son componentes esenciales de un sistema político que se movió lejos de los ideales en los que afirma fue fundado”, explicó el informe, difundido por las agencias de noticias EFE y DPA.
“La gravedad, el alcance y la naturaleza de estas violaciones revelan un Estado del que no hay paralelos en el mundo contemporáneo”, agregó.

Testimonios.
La investigación está basada en testimonios de más de 240 personas recogidos a lo largo de un año, la mayoría de personas que escaparon de centros de detención.
En paralelo a la presentación del trabajo, el jefe de la comisión, Michael Kirby, le envió una carta a Kim en la que le recuerda que como jefe de gobierno y líder del Ejército debe asumir la responsabilidad de estos crímenes.
“Se recomienda a la ONU que refiera la situación en la República Popular Democrática de Corea ante la Corte Penal Internacional para que rindan cuentas todos aquellos que puedan ser responsable de crímenes de lesa humanidad, incluyendo a usted mismo”, indicó la misiva firmada por Kirby, un ex juez australiano.

Desde el gobierno.
El gobierno de Corea del Norte, que no participó de la investigación y se negó a permitir una visita de la comisión, negó “categóricamente” las conclusiones.
“Las violaciones mencionadas en el llamado ‘informe’ no existen en nuestro país”, indicó Pyongyang en un comunicado emitido por la agencia de noticias oficial KCNA.
El país comunista señaló que el trabajo “es producto de una politización de los Derechos Humanos por parte de la Unión Europea y Japón, en alianza con la política hostil de Estados Unidos”. (Télam)