La tragedia se ensaña con refugiados

UNOS 200 MIGRANTES MURIERON AHOGADOS EN NAUFRAGIOS FRENTE A LIBIA

Unos 200 migrantes que huían de guerras en África y Asia murieron ahogados en la noche del jueves en naufragios frente a Libia, mientras que Austria elevó ayer a 71 la cifra de refugiados hallados muertos dentro de un camión, las más recientes tragedias vinculadas a la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.
Gobiernos del mundo intentan responder a un desplazamiento global de personas sin precedentes en 70 años, desatado por las guerras o la violencia en ex colonias europeas de Asia como Siria, Irak, Afganistán y Pakistán o de la pobreza y la opresión en países de África, también antiguas colonias, como Eritrea.
En Europa, miles de personas están arribando a diario a Italia o Grecia por el Mediterráneo tras ponerse a merced de bandas de traficantes de personas, mientras que familias enteras caminan durante jornadas a través de la campiña en los Balcanes occidentales en busca de un futuro mejor en la Unión Europea (UE).

Acnur.
El organismo de la ONU para los refugiados (Acnur) informó ayer que más de 300.000 migrantes o refugiados -concretamente 310.000- arribaron a las costas de Europa este año tras cruzar el Mediterráneo, casi un 40% más que el año pasado, que había batido todos los récords.
La gran mayoría huyen de guerras, conflictos o persecución política, por lo que califican para ser refugiados, el estatus que les da la ONU una vez que piden y obtienen asilo. El resto son migrantes económicos, es decir gente que escapa a la pobreza o el desempleo o busca mejores condiciones laborales o de vida.

Muertes.
La intergubernamental Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó ayer que este año ya registró 2.432 muertes de migrantes ahogados cuando cruzaban el mar Mediterráneo, aunque incontables personas más han desaparecido bajo las olas sin haber dejado rastro.
El jueves, dos barcos de traficantes de personas naufragaron frente a la ciudad de Zuwara, en el oeste de Libia, uno que llevaba a 50 personas y otro en el que viajaban 400, en su gran mayoría originarias del África subsahariana, Marruecos, Siria, Pakistán y Bangladesh, informaron autoridades locales y el Acnur.
Servicios de guardacostas libios trabajaron a destajo pese a la carencia de medios en busca de supervivientes y cadáveres, algunos de los cuales ya fueron trasladados a hospitales de Zawara y de la cercana y también costera ciudad de Sabratha, al oeste de Trípoli.
Autoridades dieron distintas cifras de sobrevivientes rescatados, discrepancias que suelen ser frecuentes en las primeras horas posteriores a este tipo de desastres.
El Acnur, a través de su portavoz, Melissa Fleming, dijo que estimaba que 200 personas murieron en los naufragios. El vocero de la Cruz Roja de Libia, Mohammed al-Misrati, dijo por su parte que 76 cuerpos ya habían sido recuperados y 198 personas rescatadas. (Télam)