“Las decisiones no las toman los gobiernos extranjeros”

MADURO ACUSO AL PARLAMENTO DE USURPAR LA SOBERANIA POPULAR

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, reapareció ayer jugando béisbol, un día después de que el Parlamento controlado por la oposición declarara ilegítimo su nuevo mandato, medida que según él usurpa la “soberanía popular”. Uniformado como beisbolista, Maduro tomó parte en un juego entre sus ministros y el alto mando militar -considerado el principal sostén del gobierno- en un estadio de Fuerte Tiuna, la mayor instalación de la Fuerza Armada en Caracas.
“Es una Asamblea Nacional completamente inútil, que pretende una vez más hacer un show de destitución del presidente legítimo, usurpando la soberanía popular”, dijo Maduro antes del encuentro deportivo, que fue transmitido por la televisión gubernamental.
El sábado, en el inicio de la legislatura, el nuevo presidente del Parlamento, Juan Guaidó, declaró al mandatario como “usurpador” una vez inicie su segundo período (2019-2025) el próximo jueves, y se comprometió a generar condiciones para un “gobierno de transición” que llame a elecciones.
El diputado opositor pidió para ello el respaldo de la Fuerza Armada, cuya cadena de mando, sin embargo, considero “rota” por apoyar a Maduro. “El tal Guaidó es un títere, un agente de los gringos”, respondió el gobernante socialista en el parque Hugo Chávez.
Con respaldo de Estados Unidos, el Grupo de Lima le pidió el viernes a Maduro abstenerse de tomar posesión y transferir el poder al Parlamento hasta que se realicen “elecciones democráticas”. El gobierno izquierdista de México fue el único miembro del bloque que se apartó de esa declaración. Canadá y otros 12 países latinoamericanos firmaron el exhorto.

Con Ramonet.
En tanto en una entrevista que le brindó al periodista y escritor Ignacio Ramonet, sostuvo que “las decisiones sobre Venezuela no las toman los gobiernos extranjeros”.
A su vez, señaló que el descenso de la producción de petróleo por parte de la industria petrolera venezolana ha sido una de sus mayores preocupaciones. Está “seguro de que 2019 será el año de la recuperación en la producción petrolera”.
“Nosotros procuramos y defendemos un precio de equilibrio que favorezca a productores y consumidores. Y seguiremos actuando de esa manera en el marco del acuerdo de países productores miembros de la OPEP y no miembros de la OPEP”, manifestó el primer mandatario desde el Palacio de Miraflores, en Caracas.
Por otro lado, resaltó que las sanciones internacionales que aplica Estados Unidos y sus aliados contra el país, han causado pérdidas multimillonarias durante 2018. Esto, con el propósito de asfixiar la economía venezolana y arrebatar las riquezas naturales que posee la nación, dijo el mandatario. “Tenemos una batalla cruenta contra las sanciones internacionales que le han hecho perder a Venezuela al menos 20 mil millones de dólares en 2018”, aseguró el líder bolivariano.
Más que un bloqueo, lo que hacen contra el país es una persecución, indicó Nicolás Maduro. “Nos persiguen las cuentas bancarias, las compras en el mundo de cualquier producto, es más que un bloqueo, es una persecución de las cuentas bancarias, de los negocios que Venezuela hace en el mundo”, prosiguió. (AFP)