Letta y la ruptura con Berlusconi

El presidente italiano, Giorgio Napolitano, dijo ayer que el primer ministro Enrico Letta deberá demostrar en el Parlamento que aún cuenta con una mayoría tras la salida del gobierno del partido de Silvio Berlusconi antes de su expulsión del Senado por su condena a fraude fiscal.
El martes pasado, luego de que Forza Italia, la agrupación de Berlusconi, abandonara el oficialismo, el premier italiano logró reafirmar su mayoría parlamentaria en las dos Cámaras en una moción de confianza a favor de una enmienda al proyecto de presupuesto para el año próximo, que aún debe ser aprobado.
Sin embargo, la fuerza de Berlusconi pidió a Napolitano que el gobierno se someta a una moción de confianza sobre todo su programa político y no sólo una medida, informó la agencia de noticias EFE.
“Un voto sobre una única iniciativa, aunque sea importante, no puede bastar para decretar el final de una gran coalición y el nacimiento de algo que no tiene nada que ver con el proyecto político”, explicó hoy la fuerza de derecha en un comunicado.
Forza Italia afirma que se retiró de la coalición, llamada “de los amplios acuerdos”, por diferencias sobre el presupuesto, aunque la tensión entre el Partido Democrático (PD) de Letta y la fuerza de Berlusconi había escalado desde que el PD anunció que votaría a favor de la expulsión del ex premier del Senado.

Banca.
El cerco finalmente se cerró el miércoles sobre Berlusconi, quien perdió de forma definitiva su banca de senador luego de dos décadas de presencia initerrumpida en el Parlamento y no podrá candidatearse a ningún cargo público durante los próximos seis años.
“El presidente de la República aclaró que habrá sin duda un trámite parlamentario que marque la discontinuidad política entre el gobierno de los `amplios acuerdos` con el gobierno que superó una cuestión de confianza planteada sobre los presupuestos generales del Estado de 2014”, informó un vocero presidencial. (Télam)