Líderes logran coincidir

Los jefes de Estado y de gobierno de la Union Europea (UE) lograron ayer, tras maratónicas negociaciones en Bruselas, aprobar un presupuesto para el periodo 2014-2020, marcado por la máxima austeridad, tal como exigían sobre todo Berlín y Londres, informó el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy.
Los líderes europeos acordaron un techo de gasto de 960.000 millones de euros, unos 12.000 millones de euros menos que la propuesta presentada por Van Rompuy en la anterior cumbre sobre el presupuesto de la UE de noviembre pasado, que acabó en fracaso.
El acuerdo supone 34.300 millones menos respecto al presupuesto precedente (2007-2013).
Es la primera vez en la corta historia de la UE que se aprueba un presupuesto más bajo que el anterior, según un despacho de la agencia alemana de noticias DPA.
“Acuerdo conseguido. (El Consejo Europeo) ha acordado (las Perspectivas Financieras) para el resto de la década. Valió la pena esperar”, aseguró Van Rompuy en un mensaje de Twitter.
“Los esfuerzos han dado su fruto… es un buen acuerdo, es un acuerdo importante”, comentó la canciller germana, Ángela Merkel, en la rueda de prensa final del Consejo de Bruselas.
El presidente francés, François Hollande, fue el gran derrotado de esta cumbre, al no prosperar su exigencia de un presupuesto más expansivo. (Télam)