Lo dieron por muerto y apareció después de una semana de su entierro

Estos hechos inéditos no sólo suceden en la ficción. Un ciudadano ruso apareció inesperadamente una semana después de que la familia realizó su supuesto entierro, en Kémerovo, Rusia. Esto fue tras un incendio declarado en una vivienda particular, en donde los vecinos dieron por muerto al dueño de la casa, llamado Serguéi.

Los “restos” de Serguéi fueron reconocidos por su hermana, por lo que familia procedió al entierro del cadáver. Nueve días después de los funerales, la familia volvió a reunirse para una comida en homenaje del difunto en la que por sorpresa irrumpió “el muerto”.

Serguéi afirmó que vive cerca del lugar donde fue el incendio, pero él no resultó afectado. Además explicó a la prensa que se enteró de su propia “muerte” a través de un amigo, quien vio su tumba en un cementerio.

A raíz del error, el hombre vio como todos sus documentos quedaron invalidados y ahora únicamente tiene un certificado de defunción para confirmar su identidad. Autoridades rusas pusieron en marcha las correspondientes diligencias para aclarar el hecho y ayudar al afectado a recuperar su documentación. (Minuto Uno)