“Lo subestimaron”

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que los servicios de inteligencia de su país subestimaron el ascenso del Estado Islámico (EI) de Irak y Siria, en una entrevista con el programa 60 Minutes de CBS que fue difundida ayer.
“Nuestro jefe de la comunidad de inteligencia, Jim Clapper, reconoció que, creo, subestimaron lo que estaba pasando en Siria”, aseguró Obama, según extractos de la entrevista citados por la agencia de noticias EFE.Según el análisis del mandatario, la milicia extremista sunnita -que declaró un califato en junio en una franja de territorio de Irak y Siria- se mantuvo “bajo tierra” durante la última década mientras las tropas estadounidenses lucharon contra Al Qaeda en Irak, pero la “inestabilidad” causada por la guerra civil en Siria les dio espacio para prosperar.
“En el último par de años, durante el caos de la guerra civil de Siria, donde hubo enormes franjas del país completamente sin gobierno, fueron capaces de reconstituirse y aprovecharse de ese caos”, indicó en la entrevista, que fue grabada el viernes.

Ofensiva militar.
Con esa explicación, el mandatario justificó el haber vuelto a embarcarse en una ofensiva militar en Medio Oriente, después de haber puesto fin a la guerra en Irak en 2011 y ordenar el retiro de la mayoría de las tropas norteamericanas de Afganistán a finales de este año.
Desde hace más de un mes, Washington bombardea las posiciones del EI en el norte y oeste de Irak y en las últimas semanas expandió esa ofensiva militar a la vecina Siria. Con el pasar de las semanas, Obama sumó importantes aliados como Francia, Reino Unido, Holanda y Dinamarca en Irak; y las monarquías conservadoras y autoritarias del Golfo Pérsico en los ataques contra el norte de Siria.
Durante la entrevista Obama destacó que EI reclutó combatientes extranjeros desde Europa, pasando por Estados Unidos, Australia y en el mundo musulmán, y Siria “se convirtió en el epicentro de los yihadistas de todo el mundo”. (Télam)