Rescatan a un cuerpo y hallan al otro ocupante del avión en el que viajaba Emiliano Sala

Un cuerpo fue rescatado y el restante fue hallado esta noche en las costas de Alderney, en el Canal de la Mancha, en relación al avión siniestrado en enero pasado, que transportaba al futbolista argentino Emiliano Sala, quien viajaba de Nantes hacia Cardiff.

Los rescatistas recuperaron un cuerpo del “avión destruido por el choque”, en el que viajaban el jugador que había sido adquirido por el Cardiff City, además del piloto David Ibbotson. 

De acuerdo a lo revelado por el Comité de Investigaciones de Accidentes Aéreos (AAIB) del Reino Unido, la embarcación de rescate “removió el cuerpo” que se hallaba a 67 metros de profundidad. Y también halló al segundo ocupante de la aeronave. 

“Todavía no pudo identificarse si el cuerpo rescatado corresponde al futbolista o al piloto”, informó el periódico inglés “The Sun”. 
“En condiciones climáticas adversas, la AAIB más los especialistas privados contratados recuperaron el cuerpo visto antes entre los restos de destrucción. La operación fue realizada de un modo solemne y las familias fueron informadas del progreso”, indicó AAIB en un comunicado. 

“El cuerpo está siendo actualmente trasladado a Portland para dejarlo a cargo del forense” del condado de Dorset, precisó el comunicado.
“Esperamos que la próxima actualización sea un informe intermedio, con intención de publicarlo dentro del mes de ocurrido el accidente”, consideró. 

El accidente áereo se produjo el lunes 21 de enero, cuando la avioneta cayó al mar en las inmediaciones de la isla de Guernsey, mientras viajaba de Nantes a Cardiff, ciudad a la que debía llegar el santafesino Sala, tras haber sido contratado en una transferencia que osciló en los 15 millones de libras esterlinas. 

La búsqueda oficial se interrumpió el jueves 24 pero donaciones y colectas a partir de una iniciativa de los familiares del futbolistas permitieron retomar las labores de rescate

El fuselaje de la aeronave fue hallado en la tarde del domingo, a partir de la tecnología de punta utilizada para explorar el fondo del mar de Alderney en las islas del Canal de la Mancha. 

“La embarcación Morven recibió una señal y un submarino teledirigido empotrado con una cámara fue enviado bajo el agua para identificar formalmente los restos”, se informó. (Télam)