Luz verde para ley que despenaliza el aborto

NUEVA LEY PARA CHILE

El Tribunal Constitucional (TC) chileno dio luz verde, por 6 votos contra 4, a la ley que despenaliza el aborto en las causales de violación, riesgo de vida de la madre e inviabilidad del feto, rechazando así los requerimientos de inconstitucionalidad de la ley presentados por la opositora Chile Vamos, por lo que está en condiciones de ser promulgada por la presidenta Michelle Bachelet.
El secretario del TC, Rodrigo Pica, detalló que “el acuerdo adoptado consiste en el rechazo (al requerimiento de inconstitucionalidad) por seis votos contra cuatro respecto de las tres causales de interrupción del embarazo”, y precisó que el detalle de la argumentación de la resolución adoptada por el tribunal se dará a conocer el dentro de una semana.
Pica además señaló que la impugnación realizada por Chile Vamos sobre el estatuto de objeción de conciencia, fue acogida por la institución por 8 votos contra 2, decisión que tomó luego de escuchar a 135 exponentes de la sociedad civil, durante dos días seguidos, que se manifestaron en pro y en contra del proyecto.
Esta nueva ley, que fue discutida por más de dos años en el Congreso chileno, fue una promesa de campaña realizada por la presidenta Michelle Bachelet antes de asumir su segundo mandato (2014-2018), y generó durante su discusión diversas controversias dentro del conglomerado opositor, pero también dentro de la oficialista Nueva Mayoría, donde sus parlamentarios tuvieron que alcanzar diversos acuerdos para que finalmente el proyecto fuese aprobado por la cámara de Diputados y el Senado luego de cuatro trámites legislativos.
La presidenta Michelle Bachelet, tras conocer esta resolución, se dirigió a todos los chilenos desde el Palacio de La Moneda, y señaló que con esta ley los derechos de las chilenas fueron ampliados. “Hoy habrá mujeres que puede no gustarle esta ley, pero con esta decisión aseguramos un nuevo derecho a otras mujeres en otra situación”, dijo.
“Hemos dado un larga batalla con las armas de la democracia y el diálogo, botando barreras y prejuicios, lo que nos demuestra que las tareas colectivas tienen sus triunfos democráticos. Y con esto creo que amplían los derechos, porque quienes no quieren usar esta ley tienen todo el derecho de no hacerlo, pero ahora las mujeres que la necesiten en las tres causales podrán hacerlo sin sufrir las consecuencias que se sufrieron en el pasado”. (Télam)