Más plata a los militares

DONALD TRUMP INSISTIRA EN DECRETOS ANTIINMIGRANTES

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, muy aludido en la fiesta de entrega de los premios Oscar, anticipó ayer que solicitará un incremento “histórico” de 54.000 millones de dólares en el gasto en Defensa, que ya alcanza 600.000 millones.
Durante un encuentro con la Asociación Nacional de Gobernadores en la Casa Blanca, Trump agregó que su presupuesto para el año fiscal 2018, que entregará al Congreso en marzo, estará centrado en la “seguridad” de los Estados Unidos.
Los grandes lineamientos presupuestarios fueron presentados ayer a los diversos organismos de gobierno, entre ellos los relacionados con la defensa y seguridad, cuyos fondos Trump consideró “agotados” aunque ya tienen un presupuesto de 600.000 millones de dólares.
Para Trump, el agotamiento se percibe en que “nunca ganamos, nunca ganamos las guerras”, especialmente en el “avispero” del Medio Oriente, informó la CNN.

Pentágono.
Al respecto, el Pentágono presentó ayer a la Casa Blanca una lista de opciones para acelerar la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) en Siria e Irak, que Trump solicitó el 28 de enero, dándole a los militares 30 días de plazo, y ahora deberá evaluar.
Según confirmó un alto funcionario estadounidense a la agencia de noticias EFE, la Casa Blanca recibió ayer el documento con planes y alternativas para intensificar la guerra contra el yihadismo en Siria e Irak, donde grupos como el EI o Al Qaeda gozan de autonomía y territorio pese a la campaña militar de EE.UU. y más de dos años de bombardeos aéreos.

Inmigración.
Por otro lado, la prensa estadounidense reportó que el nuevo decreto de Trump sobre inmigración se conocerá probablemente mañana, después de su intervención en el Congreso, informó la agencia de noticias ANSA.
El decreto sustituirá la prohibición de arribos de siete países de mayoría musulmana, rechazado por el sistema judicial y enfrentado a un largo procedimiento en varios estados del país.

Oscar.
La política migratoria de Trump fue blanco de múltiples dardos durante la entrega de los Oscar.
Aunque el nombre de Donald Trump apenas se pronunció en la ceremonia de los Oscar, sus políticas, en especial las migratorias, fueron criticadas, sobre todo de la mano de artistas extranjeros como el actor mexicano Gael García Bernal o el ausente director iraní Asghar Farhadi.
El presentador, Jimmy Kimmel, fue el primero en abrir fuego con el monólogo inicial e hizo chistes como “Quiero dar las gracias al presidente Trump. ¿Se acuerdan del año pasado, cuando parecía que los Oscar eran racistas?”.
Pero muy pocos hablaron en serio. Alessandro Bertolazzi, uno de los ganadores de maquillaje y peluquería por la película “Escuadrón Suicida”, dedicó su premio a “todos los inmigrantes”.
El más crítico fue el director iraní Asghar Farhadi, ganador de su segundo Oscar a la mejor película extranjera por “The Salesman”.
Farhadi no asistió a la gala, pero remitió un comunicado explicando que su ausencia era en protesta por el decreto presidencial que prohíbe la entrada de personas de siete países con mayoría musulmana (Siria, Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen).

“Gran declaración”.
Indiferente a las críticas, al mismo tiempo Trump anunció que hoy, en su discurso ante el Congreso de los Estados Unidos, hará una “gran declaración” sobre sus planes para reconstruir la infraestructura vial del país.
Ante los gobernadores, a los que les dijo que el gobierno federal se convertirá en el “mejor amigo” que puedan tener, aseguró que el país está “lleno de baches” mientras gasta miles de millones de dólares en el “avispero” del Medio Oriente.
Pero más allá de la vialidad y de la defensa y seguridad, otras áreas sufrirán bajo el gobierno de Trump, quien aseguró a los gobernadores que el suyo será un gobierno “austero” que fortalecerá los poderes de los Estados.
Por un lado, insistió en que rechazará el Obamacare heredado de la presidencia de Barack Obama, pero también habrá recortes y ajustes al Departamento de Estado, la Agencia de Protección Ambiental y otros programas. (Télam)

Compartir