Más de 230 muertos en Ucrania

Cada vez más lejos de un acuerdo de paz, el Ejército ucraniano e insurgentes separatistas concentraron ayer sus esfuerzos militares por segundo día en tomar el control del aeropuerto internacional de la ciudad de Donetsk, una batalla que según los rebeldes dejó más de 230 muertos en las últimas 24 horas.
Por primera vez desde que firmó la segunda tregua a principios de diciembre pasado, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, reconoció públicamente que ninguno de los dos bandos está cumpliendo el cese de fuego en las convulsionadas provincias orientales de Donetsk y Lugansk.
“Ese documento fue eficaz, pero se mantuvo durante menos de un mes, ya que desde el 7 de enero tiene lugar una significativa escalada de la tensión protagonizada por Rusia y los grupos terroristas del Este”, sentenció el mandatario, citado por medios locales y reproducido por la agencia de noticias EFE.
Además, admitió que el sábado pasado dio la orden al Ejército de volver a atacar a los rebeldes, principalmente en la zona del aeropuerto de Donetsk, a sólo unos kilómetros de la ciudad del mismo nombre, que en abril pasado se convirtió en el bastión de un levantamiento separatista.
Según el Ejército, tres soldados murieron y otros 66 resultaron heridos en los combates de esa zona durante las últimas 24 horas, informó la agencia de noticias Europa Press.
Sin embargo, el comandante adjunto del Estado Mayor de las milicias separatistas de la recientemente proclamada República Popular de Donetsk, Eduard Basurin, informó que fueron más de 200 los soldados ucranianos que murieron en la última jornada y casi 300 los heridos, según la agencia de noticias rusa Interfax.
Asimismo, Basurin agregó que 16 milicianos rebeldes fallecieron y otros 62 resultaron heridos.
Medios internacionales habían informado de la reanudación de los combates alrededor del aeropuerto. (Télam)