Inicio El Mundo Masiva huelga general en Chile

Masiva huelga general en Chile

DURO INFORME DE HUMAN RIGHTS WATCH SOBRE VIOLACIONES Y TORTURAS

Miles de personas se movilizaron ayer en Chile en una nueva jornada de huelga general convocada por la Mesa de Unidad Social, a 40 días del comienzo de las protestas en contra del Gobierno del presidente Sebastián Piñera.
La Mesa, que reúne a más de 150 organizaciones sociales, estudiantes y sindicatos, rechaza el acuerdo por la reforma de la Constitución que promovió el mandatario y reclama una profundización de la agenda social.
«Hay demandas de largo plazo como la nueva Constitución vía Asamblea Constituyente; hay demandas sobre el derecho a salud, educación, vivienda, derecho a negociación colectiva, entre otras, pero también hay demandas muy precisas: un salario mínimo líquido de 500 mil pesos para el sector público y privado, una pensión mínima equivalente a este salario», explicó la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa.
Además, Figueroa afirmó que la iniciativa también tiene el objetivo de denunciar la represión desatada por los agentes de seguridad del Estado: «Exigimos que el gobierno de Sebastián Piñera asuma la responsabilidad frente a las violaciones de derechos humanos desde el primer día del estallido social», expresó.
En tanto, la Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC) emitió un comunicado público para denunciar la falta de garantías para la circulación de camiones en el país.
«Quienes gobiernan están siendo incapaces de garantizarnos poder circular. Carabineros están paralizados y desbordados», argumenta el texto.
Por ese motivo, añade: «Es inminente nuestra paralización. No porque la queramos, sino porque las carreteras de Chile están siendo tomadas impunemente por quienes quieren pararlas».
Las protestas, que mantienen en vilo al Gobierno de Piñera y al conjunto de instituciones gubernamentales desde el viernes 18 de octubre, comenzaron como un rechazo al aumento del boleto pero luego se transformaron en una expresión del malestar de un sector importante de la población.

Piñera.
Mientras tanto, el presidente Sebastián Piñera destacó que buscará ingresar al Congreso en las próximas horas el proyecto para modificar la Ley Orgánica Constitucional de las Fuerzas Armadas, con el fin de permitir que militares puedan salir a proteger la infraestructura crítica del país.
Piñera busca hacer frente a la crisis dándole cada vez mayor respaldo a las fuerzas militares y policiales. Este lunes se supo que su nivel desaprobación trepó hasta el 81 por ciento, el peor registro obtenido por un mandatario chileno desde el retorno a la democracia en 1990.

Informe.
Al llamado de atención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de Amnistía Internacional por la represión en Chile, se sumó ahora la condena de Human Rights Watch por las «graves violaciones a los derechos humanos» en el país. Representantes de la organización le entregaron al presidente Sebastián Piñera un informe pormenorizado para repudiar el excesivo uso de la fuerza de Carabineros, que se reflejan en las más de 442 querellas presentadas por el Instituto Nacional de Derechos Humanos en representación de víctimas de presuntas lesiones, tratos crueles, torturas, abusos sexuales, homicidios y tentativas de homicidios atribuibles a fuerzas de seguridad.
«Hay centenares de preocupantes denuncias sobre uso excesivo de la fuerza en las calles y abusos contra detenidos tales como golpizas brutales y abusos sexuales, que no pueden quedar impunes y deben ser pronta y rigurosamente investigadas y sancionadas», advirtió José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.
El organismo entregó un informe que incluye también recomendaciones orientadas a prevenir abusos por parte de los uniformados y para fortalecer los mecanismos de supervisión. Allí hacen especial hincapié en el «uso indiscriminado e indebido de armas y escopetas antidisturbios», además de «abusos contra personas detenidas» que facilitaron «graves violaciones de los derechos de muchos chilenos».
«De las 442 querellas presentadas por el INDH en representación de víctimas de abusos, 341 se refieren a señalamientos de torturas y trato inhumano, y 74 a denuncias de abusos sexuales. Numerosos detenidos afirman haber sido golpeados brutalmente por carabineros», puntualizaron.
En el informe subrayaron que los servicios de urgencias médicas del país atendieron a 11.564 personas heridas en relación a las manifestaciones entre el 18 de octubre y el 22 de noviembre. (Pagina12.com /NA)